El ermitaño y el ratón


Un ermitaño estaba sentado en su cueva, meditando, cuando un ratón se le acercó y se puso a roerle la sandalia. EL ermitaño abrió los ojos, irritados.
¿Por qué me molestas en mi meditación?
Tengo hambre -dijo el ratón
Vete de aquí, necio -dijo el ermitaño- Estoy buscando la unidad con DIos, ¿cómo te atreves a molestarme?
Y el ratón le dijo: ¿Cómo quieres encontrar la unidad con Dios si ni conmigo puedes sentirte unido?

raton

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El ermitaño y el ratón

  1. Catalina dijo:

    Como quiere buscar la unidad sino la puede tener el hac con un ratón es una buena enseñanza

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s