Vivir la templanza


Lloraban unos tristes pasajeros viendo su pobre nave, combatida de recias olas y vientos fieros, ya casi sumergida, cuando súbitamente el viento calma, el cielo serena, y la afligida gente convierte en risa la pasada pena.

Más el piloto estuvo muy sereno tanto en la tempestad como en la bonanza.

Pues sabe que lo malo y lo bueno está sujeto a súbita mudanza.

F. Samaniego “Los navegantes”

mar

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s