Señor, señor


Señor, Señor.

Tú antes, Tú después,

Tú en la inmensa hondura del vacío y en la hondura interior…

Tú en la aurora que canta y en la noche que piensa…

Tú en la flor de los cardos y en los cardos sin flor…

Tú en el cenit a un tiempo y en el nadir…

Tú en todas las transfiguraciones y en todo el padecer…

Tú en la capilla fúnebre y en la noche de bodas…

¡Tú en el beso primero, Tú en el beso postrero!

Tú en los ojos azules y en los ojos oscuros…

Tú en la frivolidad quinceañera, y también en las grandes ternezas de los años maduros…

Tú en la más negra cima… Tú en el más alto edén…

Si la ciencia engreída no te ve, yo te veo; si sus labios te niegan, yo te proclamaré.

Por cada hombre que duda, mi alma grita: “Yo creo”

¡Y con cada Fe muerta, se agiganta mi Fe!

Amado Nervo

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .