Reflexión al evangelio de S. Lucas 23, 35-43 – Festividad de Cristo Rey – Ciclo C


En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús, diciendo: «A otros ha salvado; que se salve a si mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido». Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo: «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo». Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: «Éste es el rey de los judíos». Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo: «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros». Pero el otro lo increpaba: «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada». Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». Jesús le respondió: «Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso». Palabra del Señor

buenanoticia

Celebramos hoy la fetividad de Cristo Rey y con ella terminamos el año litúrgico, y entramos en el tiempo de Adviento.

En el evangelio vemos a  Jesús que padece y sufre, en los momentos de su agonía, las burlas y demás escarnios que le inflijen los soldados y personas que allí están presente, incluída la jerarquía religiosa.

Jesús no se defiente, él está en silencio, un silencio que le conecta con Dios. Él sabe que el Padrel le  dará la fuerza para aceptar toda aquella humillación y dolor y que en todo momento estará con Él.

Quizás a nosotros, al igual que a las personas que allí estaban, nos resulte difícil aceptar  que el Hijo de Dios no fuese capaz de salvarse. Que Dios no evitase el dolor y sufrimiento de su hijo. Pero el malhechor que está colgado a su lado, en un momento tan dramático,  descubre la Fe en aquel crucificado que estaba en el centro y le dice: «Jesús acuérdate de mi cuando llegues a tu reino». Este delicuente ha visto que «Hay tres hombres en la cruz: uno que  da la salvación, otro que la recibe, un tercero que la desprecia. Para los tres la pena es la misma, pero todos mueren por  causa distinta (S. Agustin)». La causa de Jesús es el amor a la humanidad, a los más marginados, los desahuciados y abandonados de la sociedad. Por ello, la Iglesia hoy tambien recuerda de forma especial a los sin techo; personas que no tienen un lugar donde reclinar su cuerpo cansado y vivir con dignidad.  Trabajemos como hermanos, como Iglesia, para ser testimonio de los valores del Reino:  entrega y amor a los más desfavorecidos.

¡¡¡Sean felices y disfruten la semana!!!

feliz semana

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Reflexión al evangelio de S. Lucas 23, 35-43 – Festividad de Cristo Rey – Ciclo C

  1. Catalina dijo:

    La enseñanza del evangelio es el descubrimiento de la fe de uno de los malhechores que tambien estaba colgado y se arrepiente y nos hace saber que Jesus murio en silencio para salvarnos y que la causa es toda la humanidad que hay en este mundo actual que sufre.
    gracias para dar una reflexion mas amplia del evangelio

    Me gusta

  2. jorge Ivan Hurtado dijo:

    Cristo nos ama, y se entrega por amor al servicio de la humanidad y deja claro que el poder de este mundo no es el suyo, que el esta a la mesa como el que sirve, a pesar de que el que se sienta a la mesa es el mes importante

    Me gusta

  3. Juan E. Valenzuela K. dijo:

    Cristo muere pobre, como sencilla fue su vida, sin afectaciones; Cristo muere orando por otro, que representa a todos los que hemos faltado a su amor, y que aún así nos ofrece su salvación; Cristo muere con sus ojos y corazón puestos en el Padre, diciéndole :He cumplido tu voluntad; Cristo muere con su Madre Santísima que nunca lo abandonó; Cristo muere entregándonos al amor de María Madre. Cristo muere con dolor humano pero con salvación divina para Él y por todos nosotros. Grande eres Señor Jesús y Dios Hijo Nuestro.

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.