Reflexión al evangelio de S. Marcos 1, 21-28–domingo IV del T. ordinario–29 Enero 2012


Jesús entró en Cafarnaúm, y cuando llegó el sábado, fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.
Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios».
Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre». El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre.
Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!» Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.
                 Palabra del Señor

 

buena-noticia

El evangelista  Marcos nos trae hoy la primera vez que Jesús actúa públicamente y lo hace demostrando su poder de sanación.
Jesús no se deja condicionar por nada, ni por nadie, por ello su primera curación la hace en sábado, día de descanso para el pueblo judío, y que dedican a escuchar a los escribas que hablan de las tradiciones religiosas de su  pueblo. Pero Jesús ha descubierto el Amor sanador de Dios y quiere restituir al hombre su salud, su libertad, por ello no habla como cualquier profeta, sino con fuerza y sin miedo, porque sabe que Dios lo apoya. Su predicación es diferente, no repite lo que otros han dicho, por ello aquel espíritu al que Jesús ordena que se vaya, aunque se resiste al principio termina por abandonar y dejar que entre la luz en aquel hombre alejado de Dios.    ¿Cuántas personas vivimos hoy como aquel hombre poseído? Alejados de la palabra de Dios, dejando que habite en nosotros la oscuridad, la falta de amor, el desapego a la verdad… Apegados a mil cosas que nos atan y no nos hacen felices sino esclavos.
Pero cuando conocemos a Jesús, descubrimos en Él su poder curativo, nos dejamos invadir  por su amor y nos liberamos de todas las ataduras superfluas que nos buscamos para sentir seguridad. El poder y el amor que Jesús nos demuestra hacen que nos liberemos de todo aquello que nos oprime y no nos deja crecer como hijos de Dios libres y responsables.  Nos sentimos curados vivimos de otra forma,  más humana, más acogedora, más cercana, nos hacemos más bondadosos, perdonamos con amor y trabajamos para que nuestro entorno, nuestro mundo sea más solidario, más generoso. Dejamos que la Luz inunde cada rincón, para que no haya ninguna persona que viva la esclavitud de la oscuridad.
                                         ¡Tengan buena semana y sean Luz!

 

feliz smana

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Reflexión al evangelio de S. Marcos 1, 21-28–domingo IV del T. ordinario–29 Enero 2012

  1. Melisa rosario dijo:

    Muchas gracias por la reflexión y ese mensaje k nos kiere decir como vivir en nuestra vidas espero k como me gusto a mi también espero que le guste a mucho joven….bay gracias

    Me gusta

  2. EVA ROA dijo:

    MUY BELLA LA ENSEÑANZA QUE APRENDÍ DIOS BENDIGA

    Me gusta

  3. jorge luis dijo:

    buena reflexion

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .