ESCUCHA Y ABRE TU CORAZÓN AL EVANGELIO: SAN MATEO 28, 1-10 – VIGILIA PASCUAL – CICLO A


En la madrugada del sábado, al alborear el primer día de la semana, fueron María Magdalena y la otra María a ver el sepulcro. Y de pronto tembló fuertemente la tierra, pues un ángel del Señor, bajando del cielo y acercándose, corrió la piedra y se sentó encima. Su aspecto era de relámpago y su vestido blanco como la nieve; los centinelas temblaron de miedo y quedaron como muertos. El ángel habló a las mujeres: «Vosotras, no temáis; ya sé que buscáis a Jesús, el crucificado. No está aquí. Ha resucitado, como había dicho. Venid a ver el sitio donde yacía e id aprisa a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis”. Mirad, os lo he anunciado». Ellas se marcharon a toda prisa del sepulcro; impresionadas y llenas de alegría, corrieron a anunciarlo a los discípulos. De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «Alegraos». Ellas se acercaron, se postraron ante él y le abrazaron los pies. Jesús les dijo: «No tengáis miedo: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán».

Palabra del Señor

¡NO ESTÁ AQUÍ,VIVE, SOMOS SUS  TESTIGOS!

A pesar  de vivir todos una Semana Santa atípica, donde a través de la oración personal, vivir los Oficios por tv y de la hoja parroquial que en estos días ha seguido llegando a todos gracias a los emails y watsapp, esta noche llegaremos a la Pascua de la Resurrección:  La Buena noticia de que Jesús con su amor ha triunfado sobre la muerte y el dolor, regalándonos la vida.

Estamos en medio de una prueba con consecuencias que aún no podemos terminar de valorar, pero con la certeza de que Jesús está ahí, apoyándonos, sufriendo con nosotros y aliviando nuestro dolor.

El mejor legado que tenemos los seguidores de Jesús es la Fe. Fe que este año no podremos celebrar abrazándonos, besándonos, pero que si podremos celebrar en nuestros hogares, iglesia doméstica, dónde todos gritaremos en la oscuridad de la noche ¡Cristo ha resucitado! ¡Aleluya, aleluya! Compartiendo la alegría de nuestros corazones, encendiendo la luz de nuestros hogares para iluminar al mundo que pasa momentos de gran dolor y decir “Gracias, Señor, por darnos la capacidad de resistir, resurgir y superar la adversidad.”

Señor, tú que has vencido la muerte, el dolor y el sufrimiento, amigo de todos, danos la fortaleza y el ánimo para seguir compartiendo, luchando y trabajando por una humanidad más solidaria y amorosa.

¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!

Mdrc

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESCUCHA Y ABRE TU CORAZÓN AL EVANGELIO: SAN MATEO 28, 1-10 – VIGILIA PASCUAL – CICLO A

  1. themis t. dijo:

    ¡Felices Pascuas!, un abrazo

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .