Reflexión al Evangelio según S. Lucas 1, 39-45


IV Domingo de Adviento – Ciclo C – 23 Diciembre 2018
S

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: «¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá».

Palabra del Señor

«En comunión con todos, con la creación, con la humanidad, con los pobres, tú, Iglesia de Cristo, llevas a tu Adviento la esperanza de todos, llevas a tu oración el clamor de todos, llevas en tu vida el sufrimiento de todos, vives siempre y con todos en Adviento.»(Mons. Santiago Agrelo, “Pórtico de Adviento”)

“Caminamos al encuentro”, como María, en este domingo plenamente mariano. María contagia de alegría al mismísimo Juan, todavía en el vientre de su madre. Y ella, Isabel, contagiada también, de alegría y de Espíritu, se pone a cantar bendiciones a María, la mujer que, con Jesús en el vientre, no puede parar de solidaridad, contagiándole a todo el mundo la esperanza. Ese es nuestro modo también de “caminar deprisa”, como ella, en el Adviento del encuentro. A nuestro paso, vayamos por donde vayamos, lo nuestro no es sólo la misericordia, el compartir y el compromiso por la justicia, sino comunicar alegría y esperanza al encontrar a Jesús por nuestras calles. 

Buena semana a todos

Esta semana se enciende la cuarta vela color rojo (amor incondicional a Dios) en algunos lugares se enciende la blanca que representa a Jesús. Esta debe encenderse el 25, día de Navidad y ponerse en medio de las otras cuatro, en algunas iglesias  se sustituye  por el Cirio Pascual.

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reflexión al Evangelio según S. Lucas 1, 39-45

  1. Mis mejores deseos para estas fiestas. Abrazos

    Me gusta

  2. Muchas gracias por compartir esta reflexión. Y Feliz Navidad!

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .