Parecernos a los elefantes


Las personas deberíamos ser como los elefantes con pies pesados y grandes para tenerlos bien apoyados en el suelo, en la tierra y no elevarnos.

Deberíamos tener orejas grandes  para apreder a oír y no actuar de forma ligera.

Poseer una boca chica y no hablar más de la cuenta y sobre todo de lo que no debemos.

Disponer de una piel dura y áspera, para aguantar las durezas de la vida.

Y por último, tener una buena memoria como ellos,  para que nunca nos olvidemos de quién y cómo somos realmente.

elefante

Imagen tomada de la red

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .