Reflexión al Evangelio según S. Juan 3, 14-21 -IV de Cuaresma -Ciclo B


En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios».  Palabra del Señor

buenanoticia1 (1)

Dios no envió a su Hijo para juzgarnos, sino para salvarnos y para ello sólo nos pide que vivamos en la luz, en la claridad, lo más lejos posible de la oscuridad.

La luz ha venido al mundo y deja ver dos tipos de personas: los que odian la luz y buscan el mal y los que quieren permanecer en la luz y buscan el bien.

Por eso, todos, cristianos y no cristianos, deberíamos buscar vivir en la luz, porque la luz aleja el miedo y nos deja ver la realidad con total claridad

Cuántas veces nos consideramos luz y no nos damos cuenta qué realmente somos oscuridad, sólo percibimos lo negativo, los fallos de los demás y eso nos pasa porque vivimos en las tinieblas y estás no nos dejan ver más allá de nuestra propia existencia.

Creer es sencillo, pero a la vez es complicado, porque lo importante no son las obras que hagamos, sino nuestra forma de vivir, no podemos existir de cualquier manera, recordemos que Dios no envió a su Hijo para juzgarnos, sino para que sea el faro que nos guía.

No juzguemos, no condenemos, simplemente tratemos de ser buenas personas, luz que irradia alegría, empatía, acogida, cercanía y sobre todo amor.

Buena semana y  sobre todo  seamos Luz.

faro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .