Reflexión al Evangelio según S. Marcos 1,29-39 – V- T. Ordinario -Ciclo B


 En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó a muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: «Todo el mundo te busca». Él les
respondió: «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido». Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios. Palabra del Señor

buenanoticia1

Qué preciosidad de relato evangélico nos ofrece hoy San Marcos.

Nos habla en primer lugar de cercanía, Jesús era cercano no sólo a los suyos, sino también a los demás. Así deben ser nuestras parroquias cercanas para todos; los de  dentro y los de fuera.

Jesús ha terminado de proclamar en la sinagoga y ahora se dirige a un lugar más intimo, más familiar, el hogar de dos de sus seguidores: Simón y Andrés.

La suegra de Simón está enferma, pero trás su encuentro personal con Jesús sana, se repone y vuelve a su vida cotidiana.

Curó a otras muchas personas que confiaron en Él.

Jesús dedica partede su tiempo a orar, a su encuentro personal con el Padre.

Una vez terminado se marchan para proclamar la Buena Noticia en otros lugares, esa es su misión y también debe ser la nuestra.

Nosotros proclamamos la Buena Noticia siguendo sus paso, no sólo en el templo, sino en las casas de los enfermos cuando les llevamos la Palabra y la Comunión, compartiendo con ellos la cercanía y acogida de toda la parroquia.

No nos olvidemos nunca, que nuestra forma de actuar y vivir hace visible la luz de Dios entre nosotros.

Imagen-animada-Feliz-fin-de-semana-04

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reflexión al Evangelio según S. Marcos 1,29-39 – V- T. Ordinario -Ciclo B

  1. Alfonso dijo:

    gracias por compartir tan hermosa reflexión…..que Dios Padre,Hijo y Espíritu estén siempre con ustedes…que Dios los Bendiga Siempre…..

    Me gusta

Responder a El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis" Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .