La subasta


En una ciudad vívia un señor que tenía una gran y valiosa colección de cuadros, aparte de una fortuna considerable.

Un día su único hijo tuvo que partir para defender a su país que estaba en guerra. En una de las batallas vió como caía herido uno de sus compañeros, no lo pensó y se lanzó a socorrerlo. Cuando regresaba al campamento con el amigo herido en sus brazos una bomba los elevó por los aíres, él murió en el acto y el compañero herido se salvo.

Cuando le dieron la noticia a su padre éste quedo desolado, cogió las pertenencias de su  hijo y vió que en ellas había un retrato de su hijo hecho a carboncillo por  su compañero de contienda. Lo envió a enmarcar y la puso en el mejor lugar de su mansión.

Cuando el padre murió dejo todo para subastarlo.

La sala de subastas estaba a rebosar, todos querían hacerse con tan exquisita y valiosa colección.

EL subastador empezó por el cuadro a carboncillo del hijo.

-Quién puja por éste cuadro? dijo dando la señal con el martillo

Nadie contestó.

Insistió varias veces, pero nadie contestó. Una vez más volvió a decir:

-Quién puja por este cuadro? volvió  a dar con el martillo en la mesa

Desde el fondo de la sala, un hombre mayor sencillamente vestido dijo:

-Ofrezco $10 por él.  Había sido el jardinero de la mansión durante toda su vida y habia querido al muchacho como a sus propios hijos. Ofreció lo que tenía.

El subastador con su martillo dijo:

-A la una, a las dos y a las tres. ¡vendido por $10! Se cierra la subasta, ya hemos terminado.

Un murmullo se oyó en toda la sala. Uno de los asistentes preguntó:

-Y las obras de arte, cuando  salen a subasta.

EL subastador dijo:

-En el testamento se deja dicho explicitamente que esta era la joya más valiosa y apreciada por el señor de la casa y es la que habia que  subastar, si alguién la compraba a partir de ese momento se convertiría en el dueño y señor de todas sus posesiones y colecciones de arte.

La sala quedó en el más absoluto silencio.

imagen sacada de internet

imagen sacada de internet

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La subasta

  1. ¡Qué lección de vida y humildad! Un abrazo. Y nos seguimos leyendo 👓

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s