Reflexión alevangelio de S. Lucas 18, 1-8 -XXIX del Tiempo Ordinario – Ciclo C


En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario.” Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara.”»
Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?»

Palabra del Señor

buenanoticia1 (1)

Parece que no tenemos mucha fe en el poder de la oración, por eso, el evangelista Lucas hoy  insiste  que oremos con total confianza porque Dios siempre nos escucha. También nos recuerda que practiquemos la justicia y el amor en nuestra cotidianidad.

Jesús pone como ejemplo a una mujer viuda que pide justicia. Las viudas en Israel eran personas marginadas que vivían en soledad; hoy, también nos encontramos a viudas que malviven porque reciben unos ingresos ínfimos para poder vivir dignamente,

La mujer del evangelio pide al juez injusto que administre justicia, éste con tal de callarla decide aplicar la justicia. Los profetas denunciaban continuamente la situación de este colectivo y también el de todas las personas marginadas y excluidas por unos u otros motivos de la sociedad.

Hoy, vemos a nuestro alrededor como muchísimas personas viven marginadas y solas que gritan pidiendo lo que es justo. Muchas personas  viven una vida dura y se alejan del Padre o no lo ven y  nosotros no somos capaces de hacer visible al Dios de Jesús a pesar de ser sus seguidores.

Nos toca orar y  tener fe en la oración, dejar de mirarnos a nosotros mismos y empezar a trabajar como verdaderos servidores en la construcción de una humanidad más justa y solidaria. Escuchemos la voz de nuestros hermanos que gritan y tratemos de suavizar su dolor, sólo así haremos visible el verdadero rostro de Dios.

indice

.

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reflexión alevangelio de S. Lucas 18, 1-8 -XXIX del Tiempo Ordinario – Ciclo C

  1. Catalina dijo:

    El evangelio nos dice toda la verdad hay muchas viudas que viven alejadas ,muy solas y con muchas injusticias a cuestas nos dice el evangelio que no debemos desanimarnos pedir por todas ellas , por que Jesus nos hará justicia y para eso debemos orar sin desanimarnos .

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s