Reflexión al evangelio de S. Lucas 10, 1-12,17-20 -XIV T. Ordinario – Ciclo C


En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: “La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies.

¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino.

Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa.” Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.

Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario.

No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios.”

Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: “Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios.”

Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo.”

Los setenta y dos volvieron muy contentos y le dijeron: “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.”

Él les contestó: “Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno.

Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.”  Palabra del Señor

buenanoticia1 (1)

En el evangelio hoy vemos una clara invitación  para trabajar en la instauración del Reino de Dios.

Nos advierte que no encontraremos precisamente buena acogida, sino todo lo contrario, porque en un mundo donde prima la violencia, el dinero y el poder difícilmente  se aceptará que se hable de Paz, de justicia, de amor e igualdad.  El evangelio nos invita a salir de nuestra zona de confort, dejar los miedos y avanzar.

Debemos llevar la Paz por donde quiera que vayamos, si la aceptan bien, sino la paz seguirá en nosotros.  Cuando entremos en una casa comer y nos ofrezcan comida debemos aceptarla, porque todos las personas que trabajan tienen derecho al salario.

Leyendo el evangelio y ahora reflexionando sobre él vemos todo lo contrario a los valores que propugna nuestra  sociedad.   La Palabra nos invita a vivir y caminar ligeros de equipajes, compartir lo que somos, lo que tenemos y  nos recuerda que el seguimiento a Jesús no se puede imponer, sino que hay que llegar a Él a través de la alegría, de la paz, de la justicia y sobre todo del amor que será el que nos lleve a la fe en Cristo que desea el bien de toda la humanidad y no de unos cuantos.

¡¡Feliz semana  para todos y de forma especial para los que comienzan sus vacaciones!!

0_87818_fc4bae4a_L

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s