Reflexión al evangelio de S. Lucas 9.51-62-XIII T. Ordonario-Ciclo C


Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén.  Y envió mensajeros por delante.

De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén.

Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron: “Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acabe con ellos?”

Él se volvió y les regañó. Y se marcharon a otra aldea.

Mientras iban de camino, le dijo uno: “Te seguiré adonde vayas.”

Jesús le respondió: “Las zorras tienen madriguera, y los pájaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.”

A otro le dijo: “Sígueme.”

Él respondió: “Déjame primero ir a enterrar a mi padre.”

Le contestó: “Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios.”

Otro le dijo: “Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de mi familia.”

Jesús le contestó: “El que echa mano al arado y sigue mirando atrás no vale para el reino de Dios.”

buenanoticia1 (1)

El evangelio que nos trae hoy San Lucas tiene tres escenas que quizás nos resulten violentas o faltas de humanidad, pero realmente lo que nos están diciendo es que seguir a Jesús no es fácil y que quién decida hacerlo debe saber que en este seguimiento no hay seguridades, ni privilegios, sino que tenemos que lanzarnos a la aventura de lo desconocido pero con la certeza de que Él va por delante de nosotros.

Vemos como Jesús da una lección de  respeto y tolerancia a  los discípulos que quieren castigar a aquellos que no les han acogido.  Debemos entender que Jesús  es  amor y no responde de la misma forma que nosotros.

También encontramos  las pautas para ser un buen seguidor:

  •  abandonar todo,
  • en  el centro de nuestra vida debe estar Él
  • mirar siempre hacia adelante.

Los seguidores muchas veces cumplimos más con el rito que con el seguimiento sincero a Jesús. Debemos ser Iglesia tolerante, sin cargas, ni ataduras para poder seguir al Maestro.

Cada día nos llama a todos, pero tenemos tanta cosas a nuestras espaldas que no estamos dispuestos a soltarlas para seguirlo, pero deberíamos caer en la cuenta que cuando Jesús es el centro de nuestra vida nada nos falta. Él no quiere a sus hijos divididos, sino unidos y fieles a su palabra.

dd2

 

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s