El viejo y la cuchara


En un lugar en oriente, había una montaña muy alta que con su sombra tapaba la aldea. Por ello, los niños crecían raquíticos.
Una vez un hombre -el más viejo de todos-, con una de esas pequeñas cucharitas chinas de porcelana salió de la aldea.

Y cuando le ven le dicen:

-¿A dónde vas viejito?
– Voy a la montaña.
-Y a qué vas.
– Voy a mover la montaña.
-Y con qué las vas a mover.
– Con esta cucharita.
-Jajaja, nunca podrás…
– Sí, nunca podré, pero alguien tiene que comenzar a hacerlo…

cucharilla

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s