Reflexión al evangelio de S. Lucas 9, 28-36 – II Cuaresma – Ciclo C


En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: «Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». No sabía lo que decía. Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: «Este es mi Hijo, el escogido, escuchadle». Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto. Palabra del Señor

buenanoticia1

El evangelio de la Transfiguración en los evangelios tienen especial relevancia. No sabemos que ocurrió realmente, pero sí que los evangelistas dan gran importancia a la transformación del rostro de Jesús.
Hablan los profetas y Jesús, pero sólo el rostro del Señor es el que está resplandeciente. Los discipulos no dan importancia a ese momento tan especial y tampoco a Jesús el Hijo de Dios.
Pero cuando Pedro quiere hacer tres tiendas la voz del Padre lo corrige revelando quién es Jesús. Es el Hijo de Dios, áquel que tiene el rostro resplandeciente. Nadie puede confundirlo con un gran profeta, porque sólo al Hijo de Dios debemos escuchar y seguir.
Como comunidad, como Iglesia debemos recuperar la experiencia de reconocer a Jesús y vivir conforme a su palabra. Tres de los cuatros evangelistas nos recuerdan  el evangelio de la Transfiguración.
Tenemos que sentirno atraídos por Jesús al igual que los primeros cristianos se sintieron atraidos por él y le siguieron.
En esta Cuaresma, en este año dedicado a la Misericordia, estemos atentos, escuchemos con ánimo de cambiar, de parecernos cada día un poquito más a Jesús. Cómo Iglesia tengamos un seguimiento de Jesús auténtico, para que otros sientan atraidos y se acerquen a la comunidad con el deseo de cambiar y conocer el verdadero rostro de DIos a través de su Hijo Jesús.
Buena semana, escuchemos, reflexionemos y actuemos como buenos seguidores de Jesús!

a81

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s