Reflexión al evangelio de S. Juan 2, 1-11- II T. Ordinario – ciclo C


En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: «No les queda vino». Jesús le contestó: «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora». Su madre dijo a los sirvientes: «Haced lo que él diga». Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: «Llenad las tinajas de agua». Y las llenaron hasta arriba. Entonces les mandó: «Sacad ahora y llevádselo al mayordomo». Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: «Todo el mundo pone primero el vino

bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora». Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él. Palabra del Señor

buenanoticia

Ha comenzado la vida pública de Jesús después de su bautizo en el rio Jordán, y nos encontramos con el primer signo de Jesús, nosotros lo llamamos milagro, ocurre en la boda de Caná.

Como todos sabemos la boda es un momento importante, se reúnen familiares y amigos para celebrar tan importante acontecimiento. Esta es la situación donde se da el primer signo de la salvación de Dios. Un Dios que en todo momento se hace cercano a nosotros.

El evangelista nos está diciendo que tenemos que aprender a llevar la Palabra de Dios, no basta con el catecismo y las catequesis, sino que nosotros debemos ser testimonio con nuestros gestos, nuestra actitud de servicio, de acogida y sobre todo de amor.

¿Cuántas personas dejan de ir a la Eucaristía porque no les dice nada?, Las homilías son sermones en toda regla, en lugar de ser palabras de paz, de perdón, de justicia, de amor, de cercanía, de acogida, palabras en definitiva que nos acercan a Jesús de Nazaret en lugar de alejarnos.

También debemos aprender a confiar en Él como María, ella tiene confianza total en su Hijo, pero nosotros buscamos el milagro fácil y no la profundidad de la Palabra que es la que nos transforma y cambiar nuestra vida.

Amemos, sonríamos, vivamos y sobre todo practiquemos la misericordia ¡¡¡Buena semana!!!

feliz_inicio_de_semana14312

 

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .