El perdón camino de felicidad 2


Somos seres sociales, y esto nos lleva a relacionarnos con las demás personas, estas relaciones nos aportan muchas alegrías, pero también conflictos y problemas.

Ante situaciones difíciles surgen sentimientos negativos que nos alejan del otro y puede que el orgullo y el rencor impidan que nos reconciliemos y alejemos definitivamente.

Decidme vosotras, ¿qué sentimientos son enemigos del perdón?

Veamos ahora cuales con los enemigos del perdón.

  1. Somos demasiados rígidas en nuestro criterios y en las emociones.
  2. No nos conocemos a nosotros/as misma.
  3. El orgullo
  4. La incomprensión
  5. La falta de tolerancia
  6. La vanidad
  7. La autosuficiencia
  8. La falta de empatía hacia los demás
  9. No olvidar y reprochar
  10. La falta de amor hacia una misma y hacía los demás.

Las personas orgullosas muchas veces son exigentes con los demás y nunca consigo misma. No cede ante nada y es incapaz de ser flexible, suele enfadarse con frecuencia, no aceptan no llevar razón, aunque no la lleven.

Se llevan años enfadados con sus amigos o familiares,  jamás darán el primer paso para el acercamiento. Es una pena porque pierden afianzar la amistad y el cariño. Aparte de quedarse en muchas ocasiones totalmente aisladas.

Debemos ser capaces de sentir empatía por los demás, aunque sean totalmente distintos a nosotras, pero la incomprensión y la falta de empatía no nos deja ponernos en el lugar del otro y ver desde otra perspectiva.  No sabemos que siente la otra persona ante nuestro alejamiento.

Nunca somos capaces de reconocer nuestra parte de culpa, preferimos ir de victimas, no reflexionamos sobre  la situación o el problema.

Somos rencorosas, y desconfiamos, cuando muchas veces parece que hay un acercamiento, sale el reproche y el rencor y fastidian la posible reconciliación.

Para aparcar el orgullo, la vanidad y todo los que nos aleje del perdón, lo mejor es conocerse a una misma, trabajarse y tratar de cambiar las actitudes que nos alejan de ser personas que comparten su vida desde el amor y la amistad.

Para pedir perdón, lo primero que tenemos que hacer tener una predisposición al acercamiento hacia el otro, y, por parte de la otra persona lo mismo.

Pero no pongamos como excusa que el otro no da el paso, alguien tiene que ser el primero. No seamos rencorosas, ni egoístas y limemos las asperezas.

Haz todo lo posible para el acercamiento, la acogida, la empatía, porque la falta de perdón, a quien más daño le hace es a ti.

Tenemos que desarrollar las cualidades que ayuden a cambiar la situación, y para ello lo mejor es analizarnos a nosotras mismas.

Hay que aprender a relativizar, a olvidar, no nos quedamos con las frases: “así naci así soy” “Así me parió mi madre y así me moriré”. Todas las personas tenemos la facultad de poder cambiar, pero para ello hace falta “querer” y trabajarse interiormente.

El perdón nos  hace sentirnos mejor con nosotros mismos, nos ayuda a olvidar momentos negativos que hemos pasado y nos alegra la existencia.

Pero para perdonar no debemos poner condiciones, sólo aceptar que tenemos que pedir disculpas o que nos piden disculpas, eso es estar abiertos hacia la otra persona, practicar la empatía.

Las cualidades que debemos desarrollar son: conocerte a ti misma, trabajar la capacidad de pedir perdón y dar el primer paso para arreglar el problema, esto no es ser memos, ni dejarte pisar, es simplemente ser objetiva, y sobre todo tener una actitud positiva que nos ayudará a acercar posiciones.

Aprender a escuchar, a todos nos gusta que nos escuche, pero lo practicamos poco, preferimos hablar o dar consejos. Para escuchar no debemos tener ideas preconcebidas, aceptar a las personas con sus limitaciones, sus defectos, no pensemos en como nos gustaría que fuera, sino aceptarla tal como es.

Si los ofendidos somos nosotros, aceptemos el dolor que  nos ha producido, pero si no pide perdón, perdonemos sin ninguna reserva. Perdonar es olvidar, y olvidar es un regalo que la naturaleza nos ofrece, todos tenemos la facultad de olvidar.   Recordemos que para discutir siempre se necesitan dos. Si uno no quiere, dos no discuten.

Ante un problema no busquemos la venganza, porque esta nos hará daño a nosotros, romperá nuestro equilibrio interior y nuestra armonía.

imagenes-con-frases-de-perdonar

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s