Mi agradecimiento al padre Rafael Navarrete S.J.


En el año 1986 moría mi padre, después de estar unos años enfermo.

Pocas semanas después caí en lo que yo creí una depresión pero el médico me diagnosticó ansiedad, y me recomendó visitara a un especialista. Fui al psicólogo y después de varias sesiones me dijo que yo tenía recursos suficientes para salir adelante. Como no lograba remontar el bache decidí ir  al psiquiatra, quién después de hablar conmigo me recetó unas pastillas.

Una amiga salesiana me comentó que había un sacerdote jesuita que daba unos cursos de aprendizaje de la serenidad y control mental y que las personas que asistían estaban muy satisfechas.

No me lo pensé dos veces y  fuí directamente a apuntarme al curso.

El curso si no recuerdo mal era de una semana y después, durante un año, un día a la semana, el mantenimiento.

Aunque tenía un límite de personas (cada día había un grupo distinto), ¡cuántas personas acudían!

Acostumbrada a leer libros religiosos y a practicar meditación cristiana, jamás imaginé  que un sacerdote enseñará y practicará Zen. Yo no sabía muy bien que era el Zen.   Hoy los talleres de meditación Zen abundan por muchos sitios.

Fue una experiencia preciosa, abierta a todos sin distinguir si eran o no católicos. Aprender a conectar con tu interior, vivir el presente, desprenderte de aquello que sobra y caminar ligeros de equipaje.

Quiero dar las gracias al Padre  Rafael Navarrete por la labor que hizo y sigue haciendo.  Ni un día he dejado de practicar y hoy comparto con otras personas “lo que gratis recibí”.

Mi profundo agradecimiento por  aquel curso que me ayudó a cambiar mi vida.

rafael navarrete

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi agradecimiento al padre Rafael Navarrete S.J.

  1. Loli dijo:

    Hola ,yo empecé a meditar y mejore mucho pero me empezó a dar como cosquilleo cuando meditaba y me asuste como vértigo eso te ha pasado?

    Me gusta

    • Buenas tardes, claro durante la meditación se pueden sentir diversas sensaciones, de hecho estoy preparando una entrada sobre ese tema. Puedes sentir, cosquillas, deseos de llorar, de reír, de dormir, calor, frio, sensación de levedad, mareos, dolor y otras. Lo importante es no cogerle mido y seguir practicando. Un cordial saludo

      Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .