Reflexión Evangelio Marcos 6,1-6 – XIV T. Ordinario – Ciclo B


En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: “¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?” Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: “No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.” No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando. Palabra del Señor

buenanoticia

El evangelio hoy nos presenta a Jesús que es rechazado por su pueblo, de forma especial sus vecinos que son quienes lo conocen desde niño.

Nadie sabe como Jesús habla con tanta sabiduría, ni porque tiene el poder de sanar. Para ellos es algo incomprensible que él hijo de un carpintero del pueblo tenga ese don.

“Nadie es profeta en su tierra” lo dijo Jesús estando explicando la ley en la sinagoga de Nazaret.

Aquí se vuelve a repetir, los suyos no lo escuchan, no se identifican con el mensaje del que es portador Jesús.

En nuestra comunidad parroquial siempre estamos  formándonos en la Palabra de Dios, pero para escucharla tenemos que estar abiertos, dejar que ésta entre en nuestra mente y en nuestro corazón.

Para ello, es muy importante revisar nuestra fe. Ver en que estado está.  Muchas veces nuestra fe está descafeinada, caduca y con poca energía para ser contagiada.

Nos toca despertar, acoger al Jesús profeta que nos revela el plan de Dios para toda la humanidad.

En nosotros está la respuesta.  ¿Queremos acogerle?, ¿poner en práctica su Palabra? Buenos pues que cada uno se conteste a si mismo.

19hqe

 

 

 

 


Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s