Reflexión al evangelio de S.Marcos 14,12-16-22-26- 7 Junio 2015 – Corpus Christi – Ciclo B


El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos: “¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de Pascua?” Él envió a dos discípulos, diciéndoles: “Id a la ciudad, encontraréis un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidlo y, en la casa en que entre, decidle al dueño: “El Maestro pregunta: ¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?” Os enseñará una sala grande en el piso de arriba, arreglada con divanes. Preparadnos allí la cena.” Los discípulos se marcharon, llegaron a la ciudad, encontraron lo que les había dicho y prepararon la cena de Pascua. Mientras comían. Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo: “Tomad, esto es mi cuerpo.” Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se la dio, y todos bebieron. Y les dijo: “Ésta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos. Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios.” Después de cantar el salmo, salieron para el monte de los Olivos. Palabra del Señor

buenanoticia

Celebramos los católicos una vez más la festividad del Corpus Christi. Su origen se remonta a la Edad Media.
Es una fiesta de gran arraigo popular en la que la Iglesia quiere realzar el Amor a la Sagrada Comunión. Sin embargo, vemos que mientras que la procesión que sale el Jueves sigue manteniendo un número de personas bastante aceptable, la iglesia los domingos en la celebración de la Eucaristía ha tenido un descenso más que considerable.
Sin embargo, el centro de la vida cristiana es la Eucaristía, sin ella la fe se queda raquítica, esquelética. ¿Entonces porque está diferencia entre culto y procesión?
¿Quizás deberíamos reflexionar y abordar sino sería necesaria una reforma que haga que las Eucaristías estén más cercanas al pueblo, sin tanto rito y ceremonia que incluso a nosotros en muchas ocasiones nos quedan algo lejanas?
El domingo salió en una parroquia aneja a la mía la procesión del Corpus, sólo la Custodia y el Niño Dios.
Observe a las personas que acompañaban al Santísimo y pensé: “¿Cuántas irán realmente por fe a Cristo resucitado y cuántas por cumplir con el rito o simplemente por figurar en una procesión?
Como Iglesia deberíamos plantearnos la formación de los fieles. Porque muchas veces tenemos la fe del carbonero. Una persona bien formada en la fe, entenderá que la Eucaristía se vive y celebra en comunidad, haya o no procesión, que cada domingo rememoramos la cena que Cristo hizo con sus apóstoles y que en ese momento de la celebración Él está con nosotros (donde dos o más se reúnen en mi nombre, allí estoy yo” (Mt. 18, 20).
Qué Él Espíritu de Dios sea siempre presencia entre nosotros y nos comportemos como verdadero testimonio de su amor y cercanía a los más desfavorecidos.
¡Feliz semana!

feliz_semana_025

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en ¡QUÉ BUENA NOTICIA! y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s