Reflexión al evangelio de S. Marcos 4,35-40 – XII T.O. 21/6/2015 – Clausura Curso Pastoral – Ciclo B


Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: “Vamos a la otra orilla.” Dejando a la gente, se lo llevaron en la barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?” Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: “¡Silencio, cállate!” El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” Se quedaron espantados y se decían unos a otros: “¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!» Palabra de señor

buenanoticia1

Marcos nos trae el evangélico que parece girar en torno a dos preguntas que brotan espontáneas de la boca de los discípulos de Jesús: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?» En la pregunta se esconde ya la respuesta. Es claro que, a Jesús, sí le importan sus discípulos. Los ha elegido personalmente. Y presta atención a sus problemas y dificultades. Al Señor la preocupa siempre la suerte de sus seguidores. Esta es la pregunta de la desconfianza por parte de los seguidores de Jesús.
«¿Pero quién es éste a quien el viento y las aguas obedecen?» También en esta pregunta se incluye la respuesta. Jesús es un hombre en quien se hace presente la fuerza del Dios que había puesto fronteras a los mares. Esta es la pregunta que revela el camino que conduce a la fe y al testimonio de la fe en el enviado por Dios.
Así pues, los seguidores de Jesucristo hemos de saber que la fe no va ahorrarnos las dificultades y los riesgos. Pero, aun en medio de las dificultades, hemos de comportarnos con la confianza y la esperanza que brotan de la fe.
Este evangelio que hoy leemos nos viene muy bien porque celebramos la clausura de nuestro curso pastoral.
Haciendo balance hemos tenido momentos de dudas, de certezas, pero siempre hemo sentido el apoyo de Jesús que ha salido a nuestro encuentro.
Como comuidad nos hemos apoyado mutuamente, trabajado codo con codo para que en este balance final nos sintamos contentos de haber sido fieles a la palabra de Dios. Somos una comunidad viva, alegre que tiene en el centro de su vida a Jesús de Nazaret.
Cómo cada final de curso es bueno volver a recordar que Caritas no descansa, seguirá ayudando a todos aquellas personas que se acerquen a nuestra parroquia. Seamos generosos porque la afluencia de feligreses se reduce bastante.
¡¡¡Feliz verano a todos, aprovechemos estos meses estivales para reponer fuerzas, descansar y disfrutar con la familia y amigos!!!

a81

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .