Respiración consciente


Respiración consciente.  Éste tipo de respiración consciente, suele ser tranquila y profunda actuando sobre nuestro organismo de forma similar a cualquier tranquilizante que podamos tomar.
La ciencia occidental ha comenzado a ser consciente de la importancia y potencialidad de este método para controlar las respuestas de sobreactivación, pero las culturas occidentales lo llevan practicando hace siglos, fundamentalmente el Yoga. Aquí se explican algunas prácticas respiratorias que han demostrado experimentalmente ser más eficaces a la hora de controlar el estrés y la ansiedad. Según han demostrado científicamente gran cantidad de estudios de psicología, si aprendemos a realizar una respiración adecuada y la practicamos de manera sistemática, podremos reducir y controlar voluntariamente nuestro nivel de activación ante situaciones que nos provocan dicha respuesta.
Pero antes de iniciar el entrenamiento es necesario  conocer unas nociones básicas a cerca de la anatomía y la fisiología de la respiración.

NOCIONES BÁSICAS SOBRE EL PROCESO RESPIRATORIO.
El proceso respiratorio es esencial para la vida, y su principal objetivo es proveer al organismo de oxígeno. Además es una de las actividades que realizamos con mayor frecuencia: el acto de inspirar y expulsar el aire lo realizamos de manera inconsciente un promedio de 15 veces por minuto o lo que es lo mismo unas 21.600 veces por día.
Cada vez que respiras se producen dos movimientos que ya conoces: inspiración y espiración; es decir, entra y sale el aire. En esta etapa se intercambia más de medio litro de aire.

EL MÚSCULO DEL DIAFRAGMA
El diafragma es el músculo más potente de nuestro sistema respiratorio y además delimita la zona torácica de la abdominal. Es también el que posibilita la mayor expansión de los pulmones hasta la parte baja de los mismos durante la respiración abdominal.

Los movimientos que se producen durante la respiración son:
1. INSPIRACIÓN:
Al inspirar y espirar realizamos ligeros movimientos que hacen que los pulmones se expandan y el aire entre en ellos mediante el tracto respiratorio. El diafragma -que también interviene en este proceso- hace que el tórax aumente su tamaño, y es ahí cuando los pulmones se inflan realmente. En este momento, las costillas se levantan y se separan entre sí.
2. ESPIRACIÓN
Por el contrario, en la espiración, el diafragma sube, presionando los pulmones y haciéndoles expulsar el aire por las vías respiratorias. Aquí, las costillas descienden y quedan menos separadas entre sí y el volumen del tórax disminuye.

Con la práctica regular de la respiración consciente nos daremos cuenta de que este estado de relajación y calma se irá alargando cada vez más y nos acompañará en las actividades físicas y mentales cotidianas. Entonces, incluso en las situaciones más estresantes o en medio del ruido y de la confusión, tendremos una profunda sensación de calma y de equilibrio y confianza en nosotros mismos.

Los últimos estudios médicos han demostrado que el método más eficas es la respiración consciente.

respiración consciente

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en EL PLACER DE MEDITAR y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .