El perdón camino de sanación


Las enfermedades muchas veces se producen por el resentimiento, la ira, el egocentrismo, la crítica y la malevolencia.
Para que las personas podamos curarnos tenemos que perdonarnos a nosotros y también a los demás. Cuando hacemos esto nuestro amor se transforma y éste transforma nuestro cuerpo físico y también etéreo.
El reencuentro con el perdón nos facilita energía y armonía que se va transmitiendo a todas nuestras células.
Cuando experimentamos el perdón personal y hacia los demás, nos sentimos más felices y alegres, identificamos las emociones con más facilidad y tomamos conciencia de ellas.
Reflexionemos porque nos cuesta perdonar, ¿por miedo? ¿Por no rectificar? Quizás ¿por no asumir nuestra responsabilidad? Cuando encontremos la respuesta seguro que nos ayudará a sentirnos mejor.
Nos cuesta trabajo aceptarnos y aceptar a los demás, nos cuesta ponernos los zapatos del otro y muchas veces incluso en los nuestros propios. Para ello, debemos aprender a aceptarnos y aceptar a los demás. Intentar ponernos en su lugar y sobre todo no reprochar, ni reprocharnos.
Tenemos que aprender a demostrar nuestras emociones y sentimientos con total libertad. Nos dejamos llevar por el que dirán, por el miedo, por nuestras creencias, por no lastimar a nuestros seres queridos. Pero todos, en algún momento de nuestra vida, tenemos que tomar las riendas de ella y aceptar con coherencia el resultado de nuestra decisión.
Al levantarnos cada mañana deberíamos hacer el propósito de renovar el perdón, perdonarnos y perdonar a los demás.
“Para perdonar tenemos que olvidar, porque si no olvidamos no podemos perdonar”    “Perdonar es de almas grandes” “Si de verdad queremos amar, tenemos que aprender a perdonar”

El perdón nos liberará de muchas dolencias que nos atenazan.
perdon

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s