Soledad y libertad


¿Qué es para vosotr@s la soledad? ¿Y la libertad?…
Tony De Mello dice “que en la soledad esta la libertad. En la soledad esta la vida”.
Cuando no nos aferramos a las cosas o personas, vivimos sin apegos, disfrutamos, y saboreamos todos los momentos que la vida nos ofrece.

Es una vida más apacible, más dulce, porque en ella no hay tensión, ni agobios, ni ansiedades.

No tenemos miedo a la pérdida, ni a la muerte, porque la aceptamos y dejamos atrás el aferrarnos a ella.

Al ser más libres tenemos más racionalidad, somos más críticos.

El vivir solo muchas veces genera angustia y desasosiego, pero podemos perder estos miedos, buscando nuestro desarrollo personal y aceptando las pequeñas cosas que la vida nos ofrece, también disfrutado de la soledad vivida en plenitud.

Los seres humanos necesitamos relacionarnos, pero también es bueno que tengamos momentos de soledad y aprendamos a mirar nuestro interior.

Muchas veces vivimos aislados por miedo a los demás, a que nos hieran, a manifestarnos de forma diferente a los demás, a ser rechazados. Cuando tenemos nuestro interior rico espiritualmente, con unos valores bien cimentados, nos sentimos en comunión con el mundo.

Mientras más fuerte sea nuestra espiritualidad, más en conexión con el resto nos sentiremos.

Para no sentirnos solos, debemos progresar en la libertad positiva que nos ofrece esta independencia, la capacidad de reflexionar y de ser críticos, nos da confianza en nosotros mismos.

Muchas veces ocultamos nuestra soledad con distintas actividades, con el éxito en el trabajo y en nuestras relaciones. Pero la soledad nos aporta luz.

Para sentirnos libre y sin miedos, tenemos que tener la mente sana, porque si emocionalmente no estamos sanos, no tenemos equilibrio y nuestra vida se tambalea.

Para vencer los miedos tenemos que ser creativos interiormente, tener una vida espiritual bien arraigada y fortalecernos emocionalmente.

Cuando no quiero, ni espero nada de nadie, no tendré miedo. Si los demás comparten conmigo bien, y. si no, también. Tengamos presente que ningún ser humano puede satisfacer nuestras carencias más profundas, porque aunque estemos acompañados y nos ayuden en determinados momentos, la verdad es que en el fondo estamos solos. Solo venimos al mundo y solo nos marchamos.

No debemos tener miedo a la soledad, porque esta me une al mundo, me une a Dios y me ayuda a conocer a mí mismo.

libertad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s