Atreverse a vivir


Este curso vamos a intentar dejar de lado los miedos, esos que nos atemorizan y quitan calidad a nuestra vida. El miedo no nos damos cuenta, pero nos frena, nos paraliza, nos quita bienestar.
Comenzamos contando una pequeña historia “Un maestro de yoga indio, estaba de visitando una ciudad americana. Una noche mientras paseaba le salieron al paso tres hombres con intención amenazante. El yogui les preguntó si conocían el baile típico de la India, y sin dar tiempo a que respondieran se puso a bailar. Los asaltantes perplejos sonrieron, el yogui bailando se alejo de sus asaltantes”.
¿Quién de nosotros hubiese tenido esa tranquilidad?
El no se dejó invadir por el miedo, con lo cual su capacidad creativa no se vió mermada en ningún momento.
Cuando el miedo nos invade no razonamos bien, no somos capaces de ver con claridad.
Por todo ello, vamos a conocernos mejor, vamos a soltar y, en algunos casos, aceptar, para poder vivir de forma plena. Recuerda que sólo tenemos una vida y tenemos que disfrutarla y vivirla lo mejor posible.
Intentaremos identificar los miedos, también los hijos de esta: la duda, la inseguridad, la desconfianza, la falta de esperanza que a todos en más o menos grado nos acompaña a lo largo de nuestra vida.
Cuando no sabemos bien de donde procede el miedo, nuestro cuerpo lo manifiesta a través de la ansiedad, la angustia, la ira, y el estrés o tensión. ¿Cuántas veces nos sentimos bloqueados, airados, solos?, por culpa del miedo. Debemos tomar conciencia de que todos podemos crear pensamientos positivos, emociones y actitudes que nos ayuden a vivir mejor. Esa es nuestra responsabilidad.
Tenemos que aprender a sacar de nuestro interior la valentía, cualidad que todos deberíamos trabajar.
Insisto, como siempre, que para conocernos mejor, tenemos que dedicar tiempo a la meditación, al silencio interior y observarnos atentamente. Otra facultad que no debemos perder es la de ser curiosos, no entrometidos, sino la curiosidad sana del “niño” que desea aprender, conocer, por eso es bueno volver a despertar el niño interior que todos llevamos dentro.
También debemos desarrollar nuestra facultad de compartir con los demás, somos seres sociables, nos reunimos para comer, disfrutar, trabajar en grupo; también nos necesitamos para seguir reproduciéndonos y para compartir el dolor.
Tenemos que descubrir que la acción y la espiritualidad van de la mano, no siempre las cosas son como nosotros queremos que sean, pero si esta en nuestros manos aprender que los acontecimientos no nos alteren o desestabilicen mental y corporalmente.
“Si vivimos sin miedo” tendremos más calidad de vida, disfrutaremos más y seremos más felices.
Tony de Mello decía: “Piensas equivocadamente que tus miedos te protegen, que tus creencias te han hecho ser lo que eres y tus apegos hacen de tu vida algo apasionante y firme. Y no ves, sin embargo, que todo ello constituye una especie de pantalla o filtro entre tú y la sinfonía de la vida” Libro “Una llamada al amor”.

Temas adaptado del libro “Atreverse a vivir” de M. Subirana

atreverse a vivir

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .