Como armonizarnos


 Para armonizar nuestro cuerpo debemos tener presente las siguientes máximas:

Tener una mente positiva: cada día al levantarnos tener pensamientos positivos, una sonrisa  grande, confiar y tener siempre metas que hacer y también cosas para aprender y compartir.

Cada día bebe entre litro y medio a dos de agua: Al levantarnos lo primero que debemos hacer es beber para que nuestro organismo se limpie,  se hidrate. Si no hay problemas de estómago se le puede añadir limón.  Por las noches mientras descansamos nuestro organismo se va depurando, equilibrando y llenándose de energía.

Desayuna sanamente: Pasada una media hora de beber agua, tomemos un buen desayuno, frutas, zumos, verduras, tostadas con aceite y si podemos ajo que es un protector cardiosaludable, infusiones o achicoria.

Hagamos unas comidas sanas, recordemos la máxima: “Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo”

Después si podemos tomemos mucha luz: Salgamos  a pasear, a disfrutar de una caminata, sin prisas, a ser posible en algún parque cercano, sino puede ser, busquemos calles donde no  circulen muchos coches y horas donde el calor no sea muy intenso.

Aprendamos a respirar: Respirar bien es importantísimo y no todos sabemos hacerlo correctamente, no somos concientes de ello.

Cuando paseemos  observemos la respiración, ¿Cómo es? agitada, tranquila, profunda, superficial…

Una respiración correcta debe llevar aire a todas las células de tu cuerpo, a todos los rincones, para ello intentemos que sea diafragmática, que lleve aire hasta la parte más baja de los pulmones, pero no la forcemos, dejemos que  vaya surgiendo. Tomemos conciencia de esta forma de respirar.

Seamos agradecidos cada día: agradezcamos  el nuevo día que tenemos por delante, es una nueva oportunidad de compartir con la vida y con amigos y seres queridos.

Cuidemos la energía: procuremos mimarla, tomar conciencia de ella, amar, compartir el amor, sembrar amor y siempre nos será devuelto.  Procuremos cuidar las palabras: “la palabra que no daña es aquella que no se dice”. Cuando hablemos que las palabras salgan del corazón, no juzguemos, no critiquemos, no maldigamos, que nuestras palabras sean de acercamiento, acogida, que alegren y den esperanza. Cada palabra que digamos  haga que nuestro interior esté en total armonía.

 “Ama a tu prójimo como a ti mismo”: Nadie puede amar a su prójimo sino se ama a sí mismo. Cuidémonos , respetémonos, miremos  al prójimo como  un espejo en el que nosotros nos reflejamos, lo que no nos gusta del otro está en ti, en mi. Crezcamos cada día, seamos auténticos y trabajemos nuestro  interior para cambiar aquello que no nos gusta.

Pongamos cada amanecer una sonrisa en la cara: intentemos aunque la adversidad esté presente, tener una sonrisa para regalarnos, para compartir con los demás, sembremos sonrisas por donde quiera que vayamos.  Una cara alegre es un don de Dios.   Respetemos la individualidad: nadie es igual a otro, cada uno es diferente aunque tengamos cosas muy parecidas, no impongamos a nadie que sea como nosotros queremos que seas, aceptemos y seamos  comprensivos.  Somos parte de un todo: intentemos tener tiempo para estar en contacto con la naturaleza, campo, playa, animales y si  disfrutémoslo  con la familia y amigos, pero también reservemos  tiempo para nosotros , para nuestra soledad.

Vivir en equilibrio: “Mens sana in corpore sano”, es bueno practicar ejercicio, activar el cuerpo, orar, conectar con el interior, prestar oídos al silencio.  Crecer culturalmente con la música, la pintura, la lectura, meditación, yoga, taichi o cualquier actividad lúdica que nos enriquezca y nos haga crecer.

La llegada de la noche: la hora de retirarse, de descansar, de dormir, de regenerar nuestro cuerpo y mente. Reflexionemos como ha ido el día, que ha salido mal y que ha ido bien.

Celebremos todo lo que haya ido bien y aceptemos lo que no ha ido también, perdonemos, amemos, sanemos y no vayamos nunca a la cama con resentimiento.

Tengamos fe en Dios, si somos  creyentes, en nosotros o en el universo.

Cuidémonos, amémonos , respetémonos  y sobre todo seamos  felices.armonia.

 

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s