Refexión al evangelio de S. Juan 20,19-23 – Pentecostés – Ciclo A


Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros». Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos». Palabra del Señor

buenanoticia1

Hoy celebramos la llegada del Espíritu Santo. Con él iniciamos la misión de anunciar al mundo el amor de Dios Padre.

Reflexionemos cuál es la actitud de la Iglesia ante este mandato de anunciar el Evangelio, porque si la comunidad eclesial no sigue creciendo, avanzando, encerrada por miedo, como les paso a los primeros seguidores, es porque está falta de energía, de vitalidad.

Y tendremos que buscar la forma de inyectar esa fuerza para que la Iglesia en el futuro siga anunciando la Palabra.

Si nos fijamos en la actualidad parece que el Espíritu nos ha abandonado aunque nada más lejos de la realidad, pues Jesús resucitado sigue dando señales de vida en los más pobres, en los lugares donde más injusticias hay, donde la paz brilla por su ausencia, en las personas que viven en soledad y por supuesto donde la falta de amor es notoria.

¿Qué pasa entonces? Simplemente que no experimentamos en nosotros la Vida que Cristo Resucitado nos trae porque estamos inmersos en otras cosas, porque buscamos vivir a tope, disfrutar de todo lo lúdico que se nos ofrece.

Pero si caemos en la cuenta, si paramos, reflexionamos y nos dejamos inundar por esta fuerza viva que es el Espíritu, nuestra vida cambiará y pondremos un arcoíris de perdón, paz, alegría, amor y vida en nosotros y, a vez, lo compartiremos con nuestros semejantes.

Para dejar actuar al Espíritu de Dios y dejarnos llevar por Él, tenemos que salir de la postración, de la comodidad a la que nos hemos acostumbrado.

Hoy termina el tiempo Pascual. A partir de hoy el Cirio, sólo lo encenderemos en los bautizos y entierros

¡Feliz inicio de semana! ¡Abran sus corazones al Espíritu de Dios!

feliz-semana-felizsemana4

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .