Poesia de Andrés Limón


Bailando “al compás” bajamos al jardín y, con sol, luces y flores, nos queremos relajar, sólo falta que quien sabe nos quiera enseñar.

Cada cual enseña lo que sabe

aunque todos no saben lo que enseñan.

Ser maestra es misión de gente buena

portadora de alegría

sembradora de valores

buscadora de paz

todos los días.

Yo le conté a una persona fría

que en esta Sevilla mía

en los bajos de una iglesia

un jardín florecía.

Si Calderón en su barca

sus sueños dejó

sería porque los sueños

sueños son.

Nosotros no soñamos

alguien nos hace reír

nosotros reímos

ella nos hace vivir.

Esta iglesia

esta sala

está llena

llena de suspiros

de aromas de flores

esparcidos de mil colores .

En este jardín de flores

todas tienen nombre

todas huelen a rosa

todas tiene perfume

todas tienen aroma.

Es un jardín encantado

de pequeños ramilletes

de risas y desenfados

de juegos y bailes

de flores que viven

que viven y saben a gloria.

Son flores,

son mujeres,

son claveles

son rosas.

Todas responden

tienen su nombre

Tú, que crees.

Son ramilletes completos

de Carmen, Carmela y Mari Carmen

todas bailan y juegan

Mira este ramillete

siempre juntas

bailando al compás

Clara, Conchi, Dolores, Engracia y Esperanza.

Flores que reúnen

Estrella, Eulalia, Fina, Isabel y Josefa.

Son de olores y perfumes

muchas Loli y Manoli

otras son María, Marisol o Matilde

Paquita, Rosas y Rosarios

que con Avelina y Belén (te dan)

Amparo y Salud.

Son todas las flores

son un carrusel

de olor y fragor

de risa y alegría

este es un jardín

de enorme simpatía.

Pero no termina aquí, siempre en el camino suelen aparecer, los Gerardo, José y Rafael y el narciso que les cita, este si es Andrés.

Y así vivimos en el jardín

Si en el vivimos y reímos

si jugamos y bailamos

nuestra paz y alegría

a ella se lo debemos.

Pues no hay jardín que florezca

si no se riega, si no se cuida

son sus manos de rosa

que transmiten armonía.

A ella este jardín le agradece

su olor, fragancia y simpatía

a quien con mimo lo cuida.

No te vayas jardinera

no te vayas duendecillo

no te vayas Mariló.

A una profesora, una maestra del saber y la alegría que derrocha amor y simpatía.

Es difícil tener contento a todos, todo el tiempo y, este grupo humano, de mujeres y hombres, te da las gracias de corazón.

Es difícil en un “ratito” cada día, poder encontrar quien te ofrezca, tanta paz y alegría.

De todo corazón gracias Mariló.

poesia0001 poesia0002 poesia0003 poesia0004

gracias-1

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s