Reflexión al evangelio de S. Mateo 1, 18-24 – 4º de Adviento – ciclo A


El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa «Dios-con-nosotros».» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer. Palabra del Señor

buenanoticia

Todavía no ha nacido Jesús y ya sabemos, por el evangelista Mateo que se llamará Emmanuel, que significa «Dios con nosotros».  Mateo nos está acercando al misterio de Dios que estará presente en nuestra vida.

Dios se hace presencia  cada día en nosotros, en nuestro mundo. No pertenece a nadie,  ni a ninguna religión. Dios es de todos sus hijos, de los que le invocan y de los que no, porque Dios habita en el corazón de todo ser humano. Nos acompaña en nuestros gozo y en nuestras penas. Dios es amor y bendición. Pero para ser conscientes de que Dios está con nosotros, debemos  buscar el silencio interior, ahí escucharemos su voz, encontraremos su rostro y sentiremos su amor incondicional. A partir de ese momento nos daremos cuenta de que no estamos solos.  ¿Cuántos de nosotros caemos en la cuenta? siempre andamos en el ruido y las prisas. Cuando todos nos dan la espalda, ÉL está ahí; en la aflicción su consuelo nos ayuda a levantarnos. En la debilidad nos sostiene y anima.

¿Somos conscientes de que Dios se encuentra en los más oprimidos, en los que viven en soledad y en los enfermos? Dios es amor que nos anima a ser mejores cada día.

Como  persona  y como comunidad debemos hacer presente a Dios en todos los ámbitos de la vida, pero para ello debemos en primer lugar sentir que «Dios está conmigo», porque eso es lo que celebramos cada domingo en la Eucaristía,  y de forma especial en Navidad: Dios es la alegría de nuestra vida.

  !Feliz semana, feliz espera!

corona adviento

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .