Reflexión al Evangelio: Lucas 13, 22-30 – XXI T.O. – ciclo C


En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando. Uno le preguntó: «Señor, ¿serán pocos los que se salven?» Jesús les dijo: «Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo: «Señor, ábrenos»; y él os replicará: «No sé quiénes sois. «Entonces  comenzaréis a decir. «Hemos  comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas. «Pero  él os replicará: «No sé quiénes sois. Alejaos de mí, malvados. «Entonces  será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.»

La Buena Noticia de Jesús

La Buena Noticia de Jesús

El evangelista deja constancia hoy de la respuesta de Jesús en parábola a la pregunta que le hacen.

La salvación de Dios es para todos, no es monopolio de unos cuantos, ni de practicar una u otra religión. La salvación es para todos los que  cumplen su Palabra, los que le buscan de corazón y con amor. Los que trabajan por la justicia, por la paz, el amor y la solidaridad. Esta es la clave para salvarse, no hay otra.

Debemos caer en la cuenta que la mejor forma de salvación es saber lo que tenemos que hacer y hacerlo, no demorarlo, corregir nuestras faltas de amor y vivir al estilo de Jesús.

Hoy la sociedad nos llama a vivir  independientemente, dejando de lado a los más débiles, pero Jesús, nos pide todo lo contrario.  Sus preferidos son los desvalidos y marginados.

El evangelio nos llama a despertar de nuestras comodidades y ser coherente con nuestra opción de ser discípulos suyos.

¿Difícil?… ¡no! hay que tener ganas de esforzarse y trabajar por el Reino de Dios: la humanidad.

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reflexión al Evangelio: Lucas 13, 22-30 – XXI T.O. – ciclo C

  1. Catalina dijo:

    La reflexión del evangelio es muy clara y nos dices la clave no nos queda otra pienso que no es difícil esforcémonos si podemos llegar al corazón

    Le gusta a 1 persona

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.