El viajante


Un viajante se sentó con el jefe de la aldea en la puerta de su cabaña.

Observó como los hijos del jefe, jugaban con bolitas que parecían cristal. Cogió una, la miró y su corazón saltó de alegría ¡son diamantes!

Mis hijos también juegan con bolitas de cristal, ¿puedo llevarme algunas? le daré tabaco a cambio.

El jefe dijo: tenemos millones de esas bolitas, llevese las que quiera. El hombre le dió tabaco y se fue muy contento a su casa con las bolitas de diamantes.

El hombre volvió, compró todas las tierras y fué el hombre más rico del mundo.

«Caminar sobre las aguas» T. de Mello

diamantes

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El viajante

  1. Antonio dijo:

    No vemos el tesoro que está delante de nosotros, ¡qué pena!

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .