La autoestima fuente de alegría


Tenemos que aprender a no escuchar la voz interior que nos quita las ganas de hacer aquello que nos proponemos. Debemos actuar, decidir, tomar decisiones, ser conscientes de que quizás no salga bien, pero tenemos que aprender a arriesgarnos.

Cada día hay que aprender a pensar de forma positiva, pensar que los resultados que vamos a tener serán satisfactorios, porque si no hacemos lo que deseamos puede que siempre nos queda la duda de como nos hubiese ido y esa idea nos daña interiormente.

También tenemos que aprender a mirar nuestros problemas de frente, ver si son importantes como para que nos quiten la paz interior, o si nosotros les damos más importancia de las que tienen. Mirar el problema desde otros ángulos nos ayuda a discernir. Nos sorprenderemos al mirar al pasado y ver que problemas que nos quitaron el sueño hoy nos causan risa.

Tenemos que aprender a enfrentarnos a situaciones nuevas que quizás nos causen inseguridad, miedo, también puede que nos cueste trabajo hacerlo porque es algo que nunca hemos hecho , pero los retos son buenos para crecer, para que no s quedemos estancados. Cae en la cuenta: “la vida es esfuerzo”.

Debemos que aprender a decir no, a aceptar que lo que proponemos sea rechazado, pero la seguridad en nosotros mismos, en nuestros proyectos nos darán la fuerza suficiente para aceptar y seguir con nuevos retos.

Todos tenemos que aprender a dejar salir nuestras emociones, nuestros sentimientos, muchas veces lo reprimimos por el que dirán, pero dejarlos dentro no es bueno porque dañan nuestra salud. Sacarlos a la luz nos ayudará a sentirnos mejor.

Tenemos que aprender a no tener contentos a todos los que nos rodean, cada uno es como es, cada uno piensa de forma distinta, tenemos que aceptarnos y aceptar a los demás como son.

Tenemos que aprender a elevar nuestra autoestima porque ella es fuente de salud, de crecimiento y signo de que te quieres.

Hay que aprender a aceptar lo que la vida nos ofrece pero tenemos que salirle a su encuentro y tal vez algunas veces tengamos incluso que buscarlas, pero una vez encontrada disfrútala y si lo deseas compártelo.

Recordemos siempre que la autoestima es fuente de alegría y la alegría es el mejor alimento que la vida nos ofrece.

flor

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.