La ansiedad


La ansiedad es una respuesta emocional o un conjunto de respuestas que engloba: aspectos subjetivos o conectivos.

La ansiedad es importante en cuanto está relacionada con la supervivencia, el miedo, la ira, la tristeza y también con la felicidad.

La ansiedad se considera positiva porque es una señal de alerta que ayuda en la vida cotidiana. Sin embargo en la sociedad moderna, la ansiedad se ha convertido en una sensación de peligro, angustia o miedo, sin que la persona que lo sufre esté realmente en peligro  en la vida cotidiana convirtiéndose en una enfermedad patológica.

Esto hace que haya una diferencia entre la ansiedad patológica y la adaptativa.

Desde hace algunos años hasta el presente la ansiedad se ha convertido en un problema común, caracterizado por la inquietud, la sensación de ahogo, el miedo a lo desconocido, la angustia.

Los síntomas principales son: taquicardias, falta de respiración, dolor torácico, problemas intestinales y cardiovasculares, temblores, sudoración excesiva, náuseas, rigidez, insomnio,  desmayo, bajada de los niveles de azúcar, subida de tensión arterial, gases, orinar con frecuencia, sequedad de boca, etc.  Y todo ello acompañado de pensamientos negativos y en muchos casos obsesivos.

El ritmo acelerado que vivimos, las presiones de la vida diaria, el no dar a cada cosa su tiempo, ir siempre contra reloj, todo el día ajetreados no nos permite tener tiempo para descansar la mente y el cuerpo. Aparte de que no somos capaces de desconectar cuando estamos en casa.

Nos quejamos de la falta de tiempo, de que la agenda esta siempre súper llena, de que el trabajo, la familia, la sociedad nos condiciona a vivir de esa forma. Estamos tan acostumbrados a ir por delante de las situaciones que no nos damos cuenta de que el detener este ajetreo está en nuestras manos, parar aunque solo sea un minuto, pero un minuto totalmente desconectado de todo, no pensando en lo que haré luego o lo que hice.

Vivimos sin disfrutar de la vida, lo que hacemos cotidianamente, la familia, los amigos… No somos capaces de priorizar, nos obligamos a seguir la competencia que nos imponen, a ser más ambiciosos, a tener más que a ser, ¡y así nos va!, cada vez más personas padeciendo un mal que se extiende día a día.

La modernidad nos trajo la revolución industrial, pero también el no saber parar y vivir un ritmo demasiado acelerado que perjudica a nuestra salud y a los que nos rodean.

La ansiedad ha existido siempre pero, como digo al principio, ligado a la supervivencia del ser humano. Una cosa es tener un componente ansioso como algo positivo y otra que este componente nos lleve a la enfermedad.

Todo lo anterior debe llevarnos a:

  • Saber priorizar en nuestras tareas cotidianas.
  • Aprender a delegar en otras personas parte de las tareas que debemos hacer.
  • Practicar técnicas de meditación o relajación, al menos durante media hora diaria, porque estas técnicas nos ayudan a “ver” de forma diferente.
  • Cambiar nuestra actitud ante la vida, caer en la cuenta de lo que hacemos y por qué lo hacemos.
  • Dedicar un poco de tiempo a recordar que “cuando yo me ayudo, mi vida cambia”.

Muchos nos dirán: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, pero recordemos siempre que cada día tiene su afán y el día solo tiene 24 horas y ocho como mínimos son para el descanso.

Recordemos también esta máxima inglesa: “Si el problema tiene solución, para qué te preocupas,  y, si no  la tiene, para qué te preocupas”.

Quipa II

 

 

 

·

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.