Reflexión al Evangelio de S.Juan 6,24-35–Ciclo B–XVIII-T.Ordinario


En aquel tiempo, cuando la gente vio que Jesús no estaba allí, ni tampoco sus discípulos, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm, en busca de Jesús. Al encontrarle a la orilla del mar, le dijeron: «Rabí, ¿cuándo has llegado aquí?». Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis, no porque habéis visto señales, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado. Obrad, no por el alimento perecedero, sino por el alimento que permanece para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre, porque a éste es a quien el Padre, Dios, ha marcado con su sello».
Ellos le dijeron: «¿Qué hemos de hacer para obrar las obras de Dios?». Jesús les respondió: «La obra de Dios es que creáis en quien Él ha enviado». Ellos entonces le dijeron: «¿Qué señal haces para que viéndola creamos en ti? ¿Qué obra realizas? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, según está escrito: ‘Pan del cielo les dio a comer’». Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo». Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de ese pan». Les dijo Jesús: «Yo soy el pan de la vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed».

que buena noticia

El evangelio de hoy nos muestra diferentes actitudes para seguir a Jesús: los que le siguen porque han saciado su hambre gracias a Él,  los que buscan  milagros y por último los que le siguen porque confían, porque en Él han descubierto el sentido del verdadero amor.

Jesús, nos dice el evangelista, no quiere que se le siga por interés sino por fe, por creer en Él y en su Palabra. Quiere que tengamos claro que es el Hijo de Dios, que viene para saciar y llenar nuestra vida, para estar cercano a los débiles y necesitados, a los más olvidados de la sociedad y a todos.

En estos tiempos difíciles para todos pero de forma especial para  aquellos que carecen de trabajo o tienen un sueldo de miseria, nosotros, los que formamos la Iglesia, deberíamos tomar conciencia y ser el Pan bajado del Cielo, compartir con todos y ser verdaderos hermanos, verdaderos seguidores de Jesús, porque nos limitamos a participar en la Eucaristía de forma rutinaria y no dejamos que su Palabra cale en nuestro interior,  sea verdadero alimento para nosotros y llegue al resto de la humanidad.

Nuestra actitud cristiana debe ser la de seguirlo, porque tenemos nuestra confianza puesta en Él, porque ilumina nuestra vida y nosotros debemos ser testigos activos en la sociedad que no has tocado vivir.

0047

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Reflexión al Evangelio de S.Juan 6,24-35–Ciclo B–XVIII-T.Ordinario

  1. catalina Rojas Dégola F dijo:

    Gracias por la reflexión ha estado muy clara , me ayuda mucho para poder intervenir en mi grupo de oración.

    Me gusta

  2. Conxita Poza Gimenez dijo:

    Hola me llamo Conchita; me gusta mucho vuestros comentarios, desprenden sencillez y humanidad.
    gracias

    Me gusta

  3. Conxita Poza Gimenez dijo:

    Hola mi nonbre es Conchita; me gustan mucho vuestros comentarios, desprenden sencillez y humanidad

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .