Dios y tú


Sólo Dios puede crear,
pero tú puedes valorar lo que Él creó.
Sólo Dios puede dar vida,
pero tú puedes transmitirla y entregarla.
Sólo Dios puede dar la fe,
pero tú puedes dar tu testimonio.
Sólo Dios puede infundir esperanza,
pero tú puedes restituir la confianza del hermano.
Sólo Dios puede dar la fuerza,
pero tú puedes apoyar al que está desanimado.
Sólo Dios puede dar amor,
pero Tú puedes enseñar a amar.
Sólo Dios puede dar alegría,
pero tú puedes indicarla a otros.
Sólo Dios es luz,
pero tú puedes hacerla brillar en el mundo.
Sólo Dios es la vida,
pero tú puedes distribuir la alegría a los demás.
Sólo Dios puede hacer lo imposible,
pero tú puedes hacer lo que es posible.
Sólo Dios puede hacer germinar la simiente del bien,
pero tú puedes plantarla en el corazón humano.
Sólo Dios se basta a sí mismo,
pero Él prefirió contar contigo.
¡Jesús te necesita!

te escucho

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .