La joven ciega


Una joven ciega que se odiaba a sí misma, y a todo el mundo, por ser ciega

Odiaba a todos, menos a su novio que la quería mucho.

Un día, consiguió un par de ojos sanos, la operaron y pudo ver.

Cuando lo hizo, el novio le preguntó si se casaría con el, a lo que ella respondió que no, porque descubrió que él era ciego.

El novio, triste, lo comprendió y se despidió de su vida.

En su partida le dejó esta nota:

Tan solo te pido que cuides muy bien de mis ojos pues te los regalé y ahora son los tuyos.

Con amor.

ciegos

Le dedico esta entrada a mi gran amigo Manolo Angulo, es el ciego más optimista que he encontrando y aunque disfrutamos de grandes discusiones religiosas cree ciegamente en el poder de Dios.

Un beso Manolo, sigue mirando con los ojos del alma.

La joven ciega

“Locus Serenitatis”

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .