Meditación guiada para quererse uno mismo


 

Siéntate de forma cómoda, apoya bien los pies en el suelo, tus manos sobre tus muslos, vueltas hacia arriba. Ahora comienzas a realizar los ejercicios de respiración…

Nos acompañará una música suave con un fondo de oleaje.

Ya has conectado con tu interior, estas serena/o, baja más a tu ser, no te de miedo, tú solo déjate llevar.

Ahora deja que afloren a tu mente los hechos que han moldeado tu forma de vivir.

¿Crees que estas satisfecha/o? ¿Te dejas influir por los demás o tomas tus decisiones en base a tus creencias y valores?

¿Sabrías descubrir qué personas han influido positivamente en tu desarrollo personal?

¿Soy capaz de descubrir en que aspectos personales he crecido, cuantos sentimientos hostiles he superado, cuantos miedos han desaparecido, cuantas cosas que yo creía imposible se han vuelto posibles?.

Breve silencio … Música suave

“Un hombre rico entrego a su criado un diamante y le dijo:

llévalo al mercado y averigua cuanto pagarían por el.

El sirviente lo llevó al vendedor de hortalizas y éste le ofreció 200 rupias.

El criado va a la casa y se lo comunica a su señor, éste se echa a reír.

Envía de nuevo al criado al mercado y ahora se lo ofrecer al dueño de una mercería,

Éste le dice que le da 800 rupias porque es un buen diamante.

Vuelve a la casa el sirviente y comunica a su señor lo que le han ofrecido

En la mercería, este vuelve a reír y envía de nuevo al criado al mercado.

Ahora el sirviente entra en una joyería y ofrece la joya.

El joyero la analiza y después le dice al criado:

Es muy buena gema, te doy 150.000 rupias.

Vuelve a la casa y se lo comenta al señor.

Este satisfecho sonríe, por fin han valorado su diamante.

Música…

Nosotros somos la joya de esta historia, cuando nos conocemos bien, nos valoramos, no necesitamos la adulación, la aprobación de los demás, hemos crecido en nuestro proceso personal y estamos seguros y satisfechos.

Reafírmate, siéntete contento/a por ser como eres, deja que esta alegría inunde todo tu ser…

Música

Vuelve al ritmo de tu respiración … cuando lo desees mueve tus manos, tus pies, abre tus ojos, ve uniéndote al grupo. Pero sigue a la escucha en el silencio.

Ahora comenta sin perder tu serenidad que ha supuesto este ejercicio para ti.

meditación

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en EL PLACER DE MEDITAR y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.