LA CALUMNIA


Había una vez un hombre que calumnió a un amigo suyo, y todo por la envidia que sintió al ver el éxito que este había alcanzado.

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias. Decidió visitar a un sabio a quien le dijo:

«Quiero arreglar todo lo que hice, ¿como puedo hacerlo?», a lo que el sabio respondió:

«Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suéltalas donde quiera que vallas».

El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y las soltó todas en un día. Volvió donde el sabio y le dijo:

«Ya he terminado», entonces el sabio contesto:

«Esa era la parte fácil… ahora debes volver a llenar el saco con esas mismas plumas que soltaste, sal a la calle y búscalas».

El hombre se sintió muy triste pues sabía lo que eso significaba, y no pudo juntar casi ninguna. Al volver el hombre sabio le dijo:

«Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya esta hecho.

Lo único que puedes hacer ahora es pedir perdón a tu amigo, pues no hay forma de arreglar lo que hiciste».

 

manos corazón

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.