Ejercicio de relajación autógena de Schultz


Como siempre nos sentamos de forma cómoda, o nos ponemos en en la cama o en el suelo sobre una esterilla en posición Savasana, cerramos los ojos, para no distraernos, no debemos preocuparnos si nos distraemos, sólo tenemos que volver al inicio y seguir relajándonos.

Comenzamos inspirando por la nariz, lenta y profundamente, nos sentimos llenos de aíre y espiramos lentamente repitiendo mentalmente estoy completamente tranquil@, relajad@, cada vez mas relajad@. Esto vamos a repetirlo varias veces, esto nos ayudará a relajarnos antes de comenzar el ejercicio.

Como estamos tranquil@ vamos a comenzar a relajar nuestro cuerpo, pensamos en nuestra pierna derecha, sentimos calor en la pierna, dejamos la pierna totalmente floja, floja, más floja, muy muy relajada. Repetimos mi pierna esta totalmente relajada, quieta, floja, muy floja. Cada vez más relajada.

Ahora pensamos en nuestra pierna izquierda, sentimos calor en la pierna, dejamos la pierna totalmente floja, floja, más floja, muy muy relajada. Repetimos mi pierna esta totalmente relajada, quieta, floja, muy floja. Cada vez más relajada.

Vamos a continuar con nuestro abdomen, sentimos calor en esta parte del cuerpo y repetimos mentalmente mi abdomen está completamente relajado, tranquilo, flojo muy flojo.  Repetimos…

Continuamos con nuestro pecho, sentimos calor, lo sentimos relajado, muy relajado, completamente relajado, noto mi corazón como late sereno, muy sereno, mi respiración suave, sin ningún ruido, es una respiración fácil que me ayuda a relajarme aún más. Repetimos…

Ahora relajamos los músculos de la espalda, sentimos calor en la espalda, mucho calor, sentimos como se va relajando, nuestra espalda está muy relajada, destensada, cada vez más destensada, nos sentimos muy a gusto. Repetimos…

Relajamos nuestros hombros, sentimos calor en los hombros, repetimos mis hombros están relajadas, completamente relajadas, nos sentimos relajad@s, muy relajad@s, nos sentimos muy, muy bien. Repetimos…

A continuación relajamos nuestro cuello y nuestra nuca, sentimos calor, mucho calor en ambas partes de nuestro cuerpo, lo repetimos mentalmente, mi cuello y mi nuca están muy, muy relajad@s, cada vez más relajad@s. Repetimos…

Para terminar vamos a concentrarnos en todas las partes de nuestra cabeza, sentimos calor en las mejillas, la frente, la mandíbula y en todo el resto de la cabeza, relajamos todo, mentalmente pensamos toda mi cabeza está relajada, muy relajada, completamente relajada. Repetimos…

Pensamos que todo nuestro cuerpo esta muy tranquilo, esta totalmente relajado, disfruta de este tiempo de serenidad, de tranquilidad, de relajación, déjate llevar por esta quietud más y mas…

Minutos de música

Ahora respiramos suave y profundamente varias veces, abrimos y cerramos las manos, movemos los pies, movemos la cabeza, abrimos los ojos y salimos de este ejercicio de relajación totalmente relajad@s, seren@s, tranquil@s.

 

Es el momento de compartir con el grupo como nos encontramos y lo que hemos vivido hoy en el taller.

meditacion

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en EL PLACER DE MEDITAR y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s