Lectura del Rebelde


– En aquel tiempo, como en todos los tiempos, los ricos dominaban el mundo, eran los santos y dignos de estar vivos. Sólo creían en el dios de los poderosos. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

* Yo soy el camino. Nadie va al Padre, sino por mí. Dichosos los pobres porque de ellos es el reino de los cielos.

– En aquel tiempo, como en todos los tiempos, mandaban los astutos, los que fabricaban la mentira con los más hermosos colores. Las lágrimas no tenían cotización en el mercado y la alegría era más importante que la verdad. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

*Yo soy la verdad. Dichosos vosotros cuando os insulten, persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, que se os dará vuestra recompensa.

-En aquel tiempo, como en todos los tiempos, el prestigio de un hombre se medía por lo que tenía, y el que engañaba a mil valía más que mil, y el dinero valía tanto como el número de zancadillas puestas para lograrlo. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

* Yo soy la vida. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

– En aquel tiempo, como en todos los tiempos, el corazón era una fruta que seguramente debe servir para algo; amar era un juego que enseñaban a los hombres de niños, mas del que luego, tenían rigurosa obligación de avergonzarse. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

* Amaos unos a otros. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

– En aquel tiempo, como en todos los tiempos, el hombre subido a un fusil era lo que se dice todo un hombre; y los espadachines contaban con armas de primera, y tenían más derecho a las flores y hasta tenían razón en todo. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

*Yo soy el príncipe de la Paz. Dichosos los que trabajan por la paz, porque a ellos se les llamará ‘hijos de Dios’.

– En aquel tiempo, como en todos los tiempos, la palabra JUSTICIA hacía bonitos los discursos… Y dicen que ha existido y que es bueno seguir esperando… A condición de que no venga. Pero entonces vino el rebelde y dijo:

* Dichosos los que tiene hambre y sed de justicia, porque ellos quedaran saciados.

– Y cuando el rebelde terminó de hablar se hizo el SILENCIO.

Celebraciones del pueblo de Dios

imagesCALP91J4

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .