El cirujano


Una periodista fue invitada  por un importante cirujano a contemplar una difícil operación que iba a realizar.

Mientras el cirujano preparaba todo lo necesario para la operación, parecía confiado, pero un poco nervioso.

Luego, emprendiendo el camino hacia el quirófano, se detuvo un momento y comenzó a  rezar en silencio.

Entró en el quirófano y comenzó  la operación, sus manos se veían sin nervios …  tranquilas …

La periodista expresó su sorpresa de que un cirujano elevara una oración antes de la cirugía y dijo: Yo creía que un cirujano confiaba en su capacidad y preparación.

El cirujano contestó: Soy solamente un hombre y me puedo equivocar.

No puedo hacer milagros, pero  estoy seguro que cuando opero Dios está conmigo llevando mis manos.

jesus opera

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .