El monje


Un monje meditaba en el desierto,

un mendigo se le acercó:

-dame de comer, tengo hambre,

el monje le dijo: estoy rezando ve y pide a otros.

El mendigo le dijo: Dios lavó los pies, dio su vida por los demás y nadie le conoció. ¿Como puedes amar a Dios sin verle y no amar a un hermano mendigo que te pide comida?

El monje le dijo: déjame rezar.

El mendigo le dijo: ¡qué pena casi habías conseguido estar con Él!

 

monje orando

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El monje

  1. Catalina dijo:

    Debemos siempre ver a Dios en cada persona que nos necesita .como el mendigo.

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.