Reflexión al evangelio de S. Marcos 1,29-39 Domingo V del Tiempo Ordinario – Ciclo B


En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.
Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron. «Todo el mundo te busca.» Él les respondió: «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.» Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios. 

buena-noticia

Jesús entra en la vida de todos aquellos que le dejan. Algunos lo hacen por necesidad, les piden la curación de sus males, el perdón de sus pecados,… le dejan entrar porque le necesitan. Otros, sin embargo, simplemente van a escucharle por curiosidad y sin saberlo, casi sin darse cuenta, le dejan entrar, a través de sus palabras, en sus corazones.
¿De qué tipo somos nosotros? ¿De los que le dejan entrar porque lo necesitan o de los que simplemente se dejaron atrapar? No es que haya mucha diferencia, al menos no en el texto evangélico, pero maticemos. Normalmente, cuando nos acercamos a alguien por necesidad, acabada la necesidad, acabada la relación, o como decimos por aquí: si te he visto no me acuerdo; sin embargo, cuando conocemos a alguien por curiosidad, despacio, así como quien no quiere la cosa, esa persona va calando en nosotros, la vamos descubriendo y nos va descubriendo, hasta que el tiempo hace el cariño.
Para estar con Jesús es preferible no necesitarle; sabemos que está ahí, como lo están los amigos, los padres, los hermanos. Nuestra relación con él debe ser construida día a día, paso a paso, oración a oración, ejemplo a ejemplo. Y no acordarnos de él sólo cuando el agua la tengamos al cuello. Él mismo lo dijo a sus discípulos antes de irse: siempre estaré entre vosotros.
Jesús siempre está ahí ayudándonos aunque no lo notemos. Es su ejemplo vital el que nos ilumina y nos anima. Cuando el mundo se nos hace cuesta arriba recordémoslo cargando la pesada cruz, cuando parezca que nadie nos escucha miremos al cielo como él hizo tantas veces al sentirse solo, cuando estemos enfermos recordemos que también él sufrió (es parte de nuestra naturaleza humana),… y no lo olvidemos nunca.
                                                               ¡FELIZ SEMANA!

0047

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Reflexión al evangelio de S. Marcos 1,29-39 Domingo V del Tiempo Ordinario – Ciclo B

  1. teodoro dijo:

    Sencillamente hermosa reflexión.
    Me gustaría recibir las reflexiones dominicales del evangelio ya que nosotros hacemos asambleas familiares los martes con el evag

    Me gusta

  2. diac. Kenny Figueroa dijo:

    Excelente reflexion. Me invita a interiorizar y meditar en cual grupo de esas dos preguntas me encuentro.

    Me gusta

  3. diac. Kenny Figueroa dijo:

    ¿Cómo puedo recibir estas reflexiones? Me ayudarían mucho como herramientas para ayudar a otros.

    Me gusta

  4. Genis lópez dijo:

    Wow que lindo reflexionar a través de este Evangelio y cada día sí lo pudiéramos hacer que distinto sería nuestras vidas y para los demás agradezco a nuestro señor Jesucristo por estar ahí siempre a nuestro lado no nos deja porque como nos lo dice cuando dejó a sus dicipulos recuerden que yo siempre estaré con ustedes palabra del señor Amén

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.