Parábola de la caña de bambú


Había una vez una caña de bambú, que estaba bien tiesa y flexible, en medio de sus hermanas cañas de bambú. Y vino Dios un día y le dijo:

“Te necesito” Y la caña dijo a Dios: “Aquí me tienes, Señor, ¿qué deseas de mí?”

Y Dios le dijo: “Para que puedas serme útil, voy a tener que quitarte las hojas y las ramas”.

Y el bambú se puso triste. Pero le dijo a Dios: “si sólo así puedo servirte, corta mis hojas y mis ramas. Aquí me tienes, Señor”.

Y Dios le quitó las hojas y las ramas a la caña de bambú. Y luego dijo Dios “Para que puedas servirme, voy a tener que cortarte”.

La caña de bambú se echó a temblar. Pero al final le dijo a Dios: “Aquí me tienes, Señor. Haz de mí lo que quieras”.

Y Dios cortó la caña de bambú. Después todavía añadió: “Mi querida caña. Aún así todavía no puedes servirme de nada.

Necesito vaciarte…”

La caña de bambú sintió cerca la muerte. Pero, a pesar de todo, se ofreció al Señor: “Aquí me tienes, Señor. Haz con mi vida lo que necesites”.

Y Dios vació la caña de bambú. La llevó a una acequia cercana y la colocó en la orilla, inclinada hacia una tierra que, un poco más allá,

se encontraba reseca y medio muerta.

El agua de la acequia se deslizó por la caña vacía y llegó hasta la tierra sedienta. La caña, que parecía seca y medio muerta al vaciarse,

lucía ahora, húmeda y brillante, reconfortada por el agua de la acequia y por el nuevo césped que empezaba a brotar en la tierra antes reseca y ahora viva.

cañas de bambu

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Parábola de la caña de bambú

  1. ofelia gonzalez dijo:

    Una bellisima historia, y una manera sencilla de trasmitir como servimos a Dios. Gran enseñansa que debemos reflexionar y pasarla a todos aquellos incredulos.

    Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.