Altruismo


“Locus Serenitatis”

05/01/2009 0:28:55

Una de las personas que acude al taller “Serenitatis” preguntaba por qué no se cobraba y por qué se hacia en la parroquia.

Ella dice que las cosas gratuitas son consideradas de baja calidad y que el hacerlo en una parroquia podría dar la impresión de que se busca ampliar la “cantera”.

Antes de terminar en Junio el taller se pasó una encuesta a todos los que acuden, preguntándoles por la calidad del mismo, también si en algún momento se habían sentido disgustados por hacerlo en el salón de la parroquia. Todos contestaron de forma satisfactoria. La calidad es buena, no les incomoda hacerlo en la parroquia, ni se sienten obligados a frecuentar la Iglesia ni a participar en los cultos.

A pesar de ello, este verano se reflexionó sobre el tema.

Aunque a nadie le viene mal un poco de dinero de más, se decidió seguir haciéndolo sin cobrar nada para la monitora. El motivo es muy sencillo, creemos en el altruismo, en la generosidad; creemos que es un valor que hemos ido olvidando en el cajón de los trastos y que deberíamos  recuperar.

Vivimos en un mundo tan competitivo, tan apegado al dinero que nos cuesta trabajo darnos, compartirnos. Olvidamos que amar es entregarse sin recibir nada a cambio.

Cuando se montó el taller se hizo para personas con pocos recursos, pero con bastantes problemas personales o familiares, la comunidad parroquial puso a nuestra disposición de forma gratuita el salón parroquial haciendo hincapié: al taller podrían acudir creyentes e increyentes, practicantes y no practicantes.

El taller comenzó con 8 mujeres, y hoy son 28 mujeres y dos hombres. El taller tiene calidad y esto ha hecho que haya ido creciendo en los seis años transcurridos. También se han integrado personas que tienen más poder adquisitivo, algunas con carrera, otras de profesión religiosa; aunque la mayoría son amas de casa o mujeres que trabajan, también fuera del hogar.

Como monitora intento  cada año hacer reciclajes  de Meditación, Crecimiento Personal, Risoterapia, Danza, etc,  para seguir ofreciendo un taller de calidad. Aparte de que me gusta lo que hago y disfruto muchísimo.

La mejor paga es la Satisfacción. Sentirse querida, correspondida.

Las personas que se van porque se encuentran mejor son las que recomiendan el taller, aparte llaman para saludar a todo el grupo. El boca a boca funciona. Otras están desde que se fundó y por recomendación de su médico, o porque aún no se encuentran suficientemente bien, siguen . Las edades oscilan desde los 30 hasta los 86, las más abundantes de 45 a 60 años.

Para mí, como monitora,  es un reto, un esfuerzo intentar cada semana que comprendan que ellas son el timón de sus vidas y no pueden dejarse llevar por la agitación que la vida les depara.

Por todo ello, el Consejo Pastoral de la Parroquia, decidió poner una cuota de matrícula que se quedaría para ayudar a los gastos parroquiales, pero dejando muy claro que si alguien no podía pagar que no se sintiese agobiado, y que el resto no se enterase.

Se puso un número clausus de 30 personas (se han quedado algunas personas en lista de espera), pues más personas bajarían la calidad del curso, porque es muy difícil dejar que expongan sus problemas por falta de tiempo (dos horas).

Se comunicó a principios de curso que la matricula sería de 10€ y que si alguien tenía problemas no pasaba nada, la idea les pareció buena y alguien dijo: poned 2€ al mes para las que no podemos pagarlo de una vez, a todos los presentes les pareció una buenísima idea.

Así quien ha podido ha dado los 10€ y los que no, están abonando 2€ de Octubre a Febrero. Pero si no lo da, nadie se entera.

El taller celebra una merienda antes de la Navidad en la que todos aportamos algo y la parroquia aporta algunos refrescos o batidos. También el párroco baja ese día para felicitar a todos y les hace entrega de una felicitación navideña.

Hacemos otra merienda días antes de la feria de Abril sevillana y, por último, en Junio hacemos una excursión-convivencia visitando alguna provincia o pueblo elegido entre todos.

La única alternativa a la competitividad que vivimos, es hacer que los demás vean que el altruismo es sinónimo de calidad y buen hacer, este ayuda a construir un mundo más justo y equitativo y,  sobre todo, nos ayuda a entregarnos amorosamente a nuestros semejantes y, por supuesto, a querernos a nosotros mismos.

Mariloli Ruinervo

 

gratuidad

Comments
Joan Josep – 05/01/2009 17:14:35

Pensamos que lo que nos ofrecen gratuitamente no tiene valor; pero también a veces es una trampa para los monitores. Si un día no están preparados pueden pensar…como no me pagan, tampoco pasa nada. Por eso es bueno esforzarse en que lo que  se ofrece gratuitamente sea realmente de calidad. Un abrazo: Joan Josep

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.