Reflexión al evangelio de San Mateo 22, 1-14–XXVIII–T- Ordinario–Ciclo A


En aquel tiempo, de nuevo tomó Jesús la palabra y habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «El reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados a la boda, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados, encargándoles que les dijeran: «Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas, y todo está a punto. Venid a la boda.» Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios; los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos. El rey montó en cólera, envió sus tropas, que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados: «La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda.» Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. [Cuando el rey entró a saludar a los comensales, reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo: «Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?» El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros: «Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.» Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos.»] Palabra del Señor

 

buena-noticia

 

En el evangelio de hoy Jesús está preparando un banquete para todos nosotros y quiere que todos participemos de él.  Pero si caemos en la cuenta continuamente nos está invitando al banquete del reino de los cielos, a vivir y disfrutar de la vida junto a Él.
Para ello no obliga, ni presiona, sólo invita; tampoco excluye a nadie, y a todos saciará.  Pero nosotros ponemos excusas, inventamos mil historias para no asistir o simplemente nos hacemos los duros de oído.
Si no asistimos es porque no caemos en la cuenta de la grandeza y ternura que encontraremos en el banquete. 
Nosotros, los que acudimos cada domingo a la Eucaristía, deberíamos esforzarnos en asistir al banquete, descubrir la grandeza de su amor y compartirlo; en cambio excluimos, ponemos leyes y normas por delante y seguimos el juego de una sociedad cada vez más laicista y alejada de Dios.
Tomemos buena nota: la mesa de Dios es  mesa compartida, abierta, llena de amor, de paz, de misericordia. Es el banquete de la fraternidad, y todos, absolutamente todos, estamos invitados. No lo despreciemos.

 

Feliz fin de semana     «la alegría es la señal de un    corazón que ama»

0014

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en QUE BUENA NOTICIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reflexión al evangelio de San Mateo 22, 1-14–XXVIII–T- Ordinario–Ciclo A

  1. natalia dijo:

    que quiere significar cada personaje?
    Rápido por favor

    Me gusta

    • Buenas tardes, para los cristianos el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad, Dios, Hijo y Espíritu Santo. El Espíritu colabora con el Padre que es DIos, (Dios no tiene imagen, nadie lo ha visto aunque la Biblia nos dice que todos somos creados a imagen y semejanza de Él, por lo tanto todos somos parte del Padre), y con su Hijo que es Jesús de Nazaret personaje real que existió y dió su vida por toda humanidad.
      El Espíritu es el don y gracia que Dios pone en cada uno de nosotros, y se manifiesta a través del amor (Jn 4,8.16), (Rom 5,5).
      EL Espíritu aparece para animar y fortalecer la fe de los seguidores de Jesús que tras su muerte se sintieron abandonados por Éste . También se hace mención al Espíritu en otros pasajes del Evangelio, así como en el Antiguo Testamento por ej: Sabiduría 7:22-23,Isaías 11:2 y en otros pasajes tanto del Antiguo testamento como del Nuevo. No sé si le he aclarado la pregunta. Gracias y un saludo

      Me gusta

  2. Marrin dijo:

    A que hace referencia el hombre que no fue con el traje de fiesta???

    Me gusta

    • Cuando vamos a la celebración de boda todos nos vestimos con ropa distinta a la que usamos diariamente porque vamos de celebración, pero en este caso no se refiere a la vestimenta exterior sino a la vestimenta interior. Para ir a la fiesta de la boda (en este caso el banquete de la boda simboliza el banquete del Reino de Dios) y para ir debemos estar vestidos con humildad, misericordia, amor, paz, justicia, ect.
      A eso se refiere cuando dice: ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta? este hombre seguramente no estaba preparado para participar en él.
      Un cordial saludo

      Me gusta

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .