La actitud


En un país lejano había un reino que estaba en guerra con otro país. Todo estaba destruido y su rey había muerto en la batalla.

Como no tenían sucesor, los ancianos decidieron buscar un rey joven del pueblo que fuera amante de la paz. Pensaron bien la idea y pidieron a cada ciudad que enviasen al mejor candidato para ocupar la vacante de rey.

Pocos días después llegaron todos y entre ellos una mujer joven venida de las montañas. Se llamaba Loto. Todos fueron bien recibidos por los mayores del reino. A cada joven le fue entregada una semilla que debían llevarse, plantar, cuidar con sus manos y volver al llegar la primavera con la flor crecida en una maceta. La más hermosa sería la que ganaría el trono. Loto, guardo su semilla con cariño, la acarició en su envoltorio y una vez en el pueblo la sembró con mimo en la mejor tierra. Rego con amoroso cuidado, ni mucho, ni poco, le cantaba cada día, le contaba bellas historias, pero los días pasaban y la semilla no florecía. Le añadió tierra nueva, la abono con lo mejor, la cambió de lugar, pero la semilla no florecía, ni creció. Por fin tuvo que partir, la primavera había llegado. Loto sabia que iba para nada, pero tenía que ir ante los mayores del país. Ella en el fondo estaba contenta, quería seguir siendo lo que era, una joven sencilla. Su pueblo la quería y sabia de su honradez por lo tanto la animaban a ir. Cuando llego a la capital, vio infinidad de jóvenes con bellas flores metidas en sus macetas, era una maravilla. La única sin flor era ella. Todos la miraban con ojos burlones al ver su triste maceta. Los mayores se fueron hacia ella y dijeron: Eres la elegida, cada semilla que os llevasteis eran inservibles, ¿cómo han podido florecer? Has demostrado tu honestidad y honradez. Tu actitud es la mejor belleza. Tú serás nuestra reina (…)

Relatos milenarios de Jorge Bucay

2144833l1sfl20rld

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .