Un amigo


En el frente de batalla, un soldado le dice al Teniente:

-Señor, solicito permiso para salir a buscar a mi amigo que no ha vuelto del campo de batalla.
-lo siento, no puedo darle permiso, dijo el Teniente, no quiero que arriesgue su vida por alguien que quizás esté muerto.
El soldado no hizo caso y salió para buscar a su amigo. Más tarde volvió herido de gravedad y cargaba el cuerpo muerto de su amigo.
El Teniente indignado, le dijo: ¡Ya le dije que estaba muerto! ¿Mereció la pena arriesgar su vida por traer un cadáver?
El soldado respondió: “Por supuesto señor, cuando lo encontré aún vivía y me dijo:
-“Estaba seguro que vendrías, porque un amigo es aquel que llega, cuando todo el mundo se ha ido”.

cuento adaptado

 

amigo_amiga_001[3]

 

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .