Ser como los elefantes


Deberíamos parecernos a los elefantes y tener:
Pies grandes y pesados: para tenerlos bien fijos en la tierra y no elevarnos.
Orejas grandes: para aprender a oír y no actuar a ciegas.
Boca chica: para no andar parafraseando, ni hablando de más.
Colmillos largos: para saber actuar en momentos difíciles.
Piel áspera y dura: para aguantar los embates de los demás.
Cola corta, para que nadie por más que quiera, no nos pueda pisar.
Memoria de elefante: para que nunca olvides quien realmente eres y de donde vienes.
Y como el elefante, que cuando sabe que va a morir, regresa a su lugar de origen.
La naturaleza es sabia y nos da bellos consejos, pero tenemos que aprender a ver y escuchar.

Desconozco su autor

 

BE5EE52F420F4F22_3537_0[1]

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .